Analizaron el avance de las 22 viviendas en General Galarza

La ejecución de nuevas viviendas con financiamiento nacional y provincial y la pronta entrega de 22 unidades habitacionales en General Galarza fueron los temas desarrollados en un encuentro de trabajo entre el vicepresidente del IAPV, Marcelo Báez, y el intendente, Fabián Menescardi.

La reunión se realizó en la sede del organismo y contó con la presencia del gerente técnico de la repartición, Martín Arredondo.

Al respecto, Báez dijo que “el gobernador Gustavo Bordet junto al gobierno nacional está mejorando las condiciones de vida para que cada vez más familias cuenten con un techo digno”.

El funcionario hizo hincapié en la importancia de “la reactivación económica a partir de la obra pública y en especial en la construcción de viviendas, que es una gran generadora de fuentes de trabajo y su consecuente impacto en la actividad comercial en las distintas localidades donde se ejecutan los programas habitacionales”.

En ese sentido, resaltó la firme decisión polìtica “para que la vivienda continúe siendo uno de los motores de la economía en la provincia a fin de fortalecer la familia, llevar trabajo y brindarle la seguridad del techo propio”.

Por su parte, el intendente Menescardi señaló que “la demanda de viviendas en nuestra localidad es constante, es por ello que se necesita de un Estado presente y promotor que invierta en soluciones habitacionales para nuestros vecinos”.

Indicó que tiene un gran avance “la ejecución de 22 nuevas viviendas en nuestra comunidad, que se llevan adelante con recursos provinciales, que en poco tiempo más podrán hacer realidad el acceso a la casa propia”. Asimismo confirmó que se trabaja para “licitar a la brevedad nuevas viviendas con fondos nacionales y provinciales, que ayudará a más familias a cumplir el sueño de tener la casa propia”.

“Sabemos que la demanda es mucha pero este es el camino necesario, trabajando junto al gobierno nacional y la administración provincial, para dar respuesta en materia de vivienda”, añadió Menescardi.