“Apoyamos la economía social porque no puede haber desarrollo económico si primero no hay desarrollo social y humano”

La vicegobernadora Laura Stratta participó del relanzamiento de la Red Nacional del Banco Popular de la Buena Fe que se desarrolló este jueves con la intervención de 380 organizaciones que a través de un encuentro virtual avalaron la decisión tomada por las organizaciones históricas integrantes del de la iniciativa.

La propuesta es volver a reunir a las organizaciones como red nacional y a partir de las prácticas de la economía social y la educación popular que llevan a cabo en cada territorio, contribuir a poner a Argentina de pie en esta nueva etapa que lideran Alberto y Cristina”, señaló la convocatoria.

La vicegobernadora fue una de las promotoras de bancos populares de la buena fe en la provincia, y desde ese rol habló sobre su experiencia, del mismo modo que lo hicieron varios otros participantes de este proceso, dentro de los cuales estuvieron la gobernadora de Santa Cruz, Alicia Kirchner; el ministro de Desarrollo Social de la Nación, Daniel Arroyo; la actual titular de la Anses, Fernanda Raverta; la diputada nacional María Rosa Martínez; y el secretario de la Pequeña y Mediana Empresa de la Nación, Guillermo Merediz. Igualmente lo hicieron referentes de los banquitos de diferentes provincias.

“Es una emoción muy grande que podamos reencontrarnos y refundar esta red de banquitos populares que construyeron mucha identidad en nuestro territorio, particularmente en Entre Ríos porque no solo fueron un espacio que abrió las puertas del trabajo a muchas mujeres y hombres, sino que también fue un espacio de encuentro, de revitalización de todo lo que tiene que ver con la cultura popular”, expresó Stratta.

En ese sentido, apuntó: “En Entre Ríos los banquitos de la buena fe se transformaron en políticas públicas que impulsamos desde el Ministerio de Desarrollo Social con una mirada muy fuerte puesta en que la economía social forme parte de la agenda pública del gobierno provincial. Siempre que recorro la provincia me encuentro con una emprendedora o un emprendedor de los banquitos, me encuentro con ese camino que nos ayudó a reconocernos como parte de un colectivo, y por eso me alegra mucho que hoy esta red vuelva a reencontrarse y refundarse, en esta Argentina que también se está reconstruyendo”.

La vicegobernadora valoró su experiencia personal: “Con muchos de ustedes tuve la suerte de compartir la gestión, el camino, la vida misma… porque los banquitos son una parte de nuestra vida. Nada me enseñó más que la experiencia de los banquitos de la buena fe. Ahí aprendí el verdadero valor de la solidaridad y de lo colectivo”.

También recordó: “Llegué a los banquitos de la mano de mi papá, que me hablaba de un banquito que se basaba en la solidaridad y donde las mujeres eran protagonistas, y a mí me costaba entenderlo. Me decía banco y me hablaba solidaridad, y no entendía cómo se vinculaban esas dos palabras hasta que conocí la experiencia. Y fue de su mano, junto con Luis (Prescerutti), Martita (Arriola) y a tantos otros queridos amigos que estoy viendo en este encuentro, con tantos afectos que fuimos cosechando”, remarcó.

Finalmente la vicegobernadora entrerriana manifestó: “Estoy feliz porque hay un gobierno nacional que definió con claridad y contundencia, como lo hicieron Alberto y Cristina, que hay que comenzar por los que más necesitan para llegar a todos. Esa es la convicción que nos moviliza en Entre Ríos, porque creemos que no puede haber desarrollo económico si primero no hay desarrollo social y humano, y desde esa convicción abrazamos la economía social”.

Buenas perspectivas

Al saludar al inicio del encuentro, el ministro Daniel Arroyo señaló: “Creo mucho en el banquito de la buena fe. Cambió historias, generó créditos, construyó comunidad, y se ha sostenido en las buenas y en las malas. Quiero expresar una inmensa felicitación a todos por este relanzamiento”.

En ese sentido, expresó el compromiso de darle apoyo estatal para que la iniciativa tenga mayor volumen. “Me comprometo a fortalecer el crédito no bancario. El año pasado, en medio de la pandemia, fue difícil; pero este año es el de la reconstrucción, de dar apoyo, del microcrédito, de fortalecer lo bueno que hay. Siempre creí que la red de bancos es de lo muy bueno que hay en Argentina, por lo que mi compromiso es acompañarlos”.

Alicia Kirchner recordó que los banquitos “fueron la semilla donde nació el microcrédito, a lo que luego le dimos forma en una ley que está vigente”. Y remarcó: “La esencia estuvo ahí, y que lo relancen como una política que tiene que ver con este proyecto nacional y popular me parece muy satisfactorio. Lamentablemente hubo una política que no promovió esos intereses populares y si bien siguieron trabajando, cuando el Estado no los apoya ya no es lo mismo. Sé que Alberto está trabajando muy fuerte en todo esto. Espero que puede promoverse en todo el país, porque pensar que nuestra palabra tiene crédito es importantísimo, y eso son esencialmente los banquitos”, remarcó

Fernanda Raverta recordó: “Con el banquito pudimos construir un método que no solo tuvo que ver con los encuentros con los emprendedores, o con los espacios de comercialización; sino que teníamos un método para construir y acompañar el abordaje territorial, y lo hicimos como cuadros políticos. Sentíamos que nos teníamos que formar como promotores pero además como militantes de la economía social, y que eso nos tenía que permitir primero apropiarnos de un saber, de la escucha, la comprensión y la interpelación; y además ser capaces de contagiar ese entusiasmo a nuestros compañeros y compañeras”.

“Ese aprendizaje personal y colectivo fue hermoso. Más allá de formarnos en una tarea, nos formábamos en una forma de concebir el diálogo con los demás, de construir esa consigna de que la patria es el otro y la otra”, remarcó.