Avanzan en la aplicación de un antiparasitario que mataría el virus en 48 horas

Un estudio hecho en Australia revela que esa droga mata al virus en 48 horas. Aquí lo trabaja un equipo de especialistas de universidades nacionales y del Conicet

En una reacción rápida, coordinada y con las limitaciones que impone la cuarentena, científicos argentinos avanzan en las gestiones sanitarias para aplicar la ivermectina en humanos. Todo se aceleró después que se publicó un paper de investigadores australianos que mostraba cómo esa droga -usada a menudo como medicamento antiparasitario animal- podía matar el coronavirus​ en 48 horas en experimentos realizados “in vitro”.

La lectura de ese trabajo -que publicó este sábado la revista Antiviral Research y corresponde a una investigación de la Universidad de Monash en Melbourne (Australia)- impulsó a un grupo multidisciplinario de expertos de varias universidades nacionales y del Conicet a plantear la posibilidad de trasladar -en Argentina- esas pruebas de laboratorio a pacientes infectados con el virus.

L as gestiones y las “reuniones” por videoconferencia fueron frenéticas luego de la revelación que llegó desde el continente insular. De inmediato se autoconvocaron los investigadores locales que más conocen sobre la droga.

El director del Centro de Investigación Veterinaria de Tandil (Civetan), Carlos Lanusse, dijo a Clarín: “Comenzamos a analizar la posibilidad de trabajar en el diseño y aprobación de ensayos que permitan evaluar el efecto de este fármaco en pacientes infectados con coronavirus”.

Lanusse, profesor de Farmacología Veterinaria e investigador Superior del Conicet, mantuvo contactos con colegas de la Universidad de Salta y la Fundación Mundo Sano. Es que esas instituciones aportan un antecedente clave: trabajaron en la aplicación de ivermectina para el control de parásitos en adultos y niños en los últimos años.

“En estas horas avanzamos en las gestiones para implementar estudios de pacientes infectados. Tenemos que conseguir las autorizaciones en centros hospitalarios, contactar a los enfermos que acepten someterse a estas pruebas y esperar la aprobación de un comité de bioética. De allí surgiría un protocolo de atención”, explicó el científico de la Universidad Nacional del Centro (Unicen), con sede en Tandil.

“Tenemos una ventaja: la ivermectina está aprobada para el uso en humanos y hay formulaciones farmacéuticas en el país”, aclaró Lanusse.

El Civetan tiene más de dos décadas de trabajo con este compuesto. Cuenta con decenas de trabajos científicos sobre las propiedades farmacológicas de esta droga y sobre su utilización en diferentes especies animales y también en humanos.