Casación impuso la pena perpetua para hombre por homicidio

La Cámara de Casación Penal de Concordia resolvió condenar a perpetua a David Acuña por el asesinato de su madre y abuela; se recordará que la pena impuesta anteriormente fue de 22 años de cárcel.  

El pasado mes de febrero del corriente año, se llevó a cabo en los Tribunales de Concordia, la lectura del veredicto de la causa que tenía como único imputado a David Acuña, acusado de matar palazos a su madre Mabel Narváez, de 56 años y a su abuela Marta Bejarano, de 85 años. En esa oportunidad, el Tribunal de Juicios y Apelaciones integrado por Eduardo Degano, Carolina López Bernis e Ives Bastián, decidió condenar a Acuña a 22 de años de prisión por encontrarlo culpable por el delito de -doble homicidio agravado y resistencia a la autoridad en concurso real mediando circunstancias extraordinarias de atenuación. Vale recordar que el representante del Ministerio Público Fiscal, Martín Núñez, había solicitado la pena de cadena perpetua para el imputado, por lo que apeló a la sentencia que impuso el tribunal de Concordia. De esta manera, este miércoles 25 de agosto, la Cámara de Casación Penal -Sala N° 2- de Concordia, integrada por Aníbal Lafourcade, Darío Perroud y Silvina Gallo, decidió hacer al recurso interpuesto por el Ministerio Público Fiscal y en consecuencia “casar parcialmente la sentencia condenatoria”. Es así que el tribunal de la Cámara de Casación determinó condenar a Acuña, a la pena de prisión perpetua y de esta forma modificar la sentencia en la que había sido encontrado culpable en primera instancia.