Causa Micaela García: Acudieron a la Corte Suprema por la libertad de Pavón

Gualeguay 23 de Setiembre de 2017 Los Padres de Micaela Garcia, Andrea Lescano y Nestor Garcia, en la fundacion que lleva su nombre en la Ciudad de Concepcion del Uruguay.

 “La familia considera que existe material probatorio suficiente, que no fue analizado por la Justicia correctamente para rever la responsabilidad de Pavón como coautor en la violación y el femicidio de Micaela”, dice un comunicado.

La presentación se dio en el marco del proceso penal que determinó el grado de responsabilidad de Sebastián Wagner y Néstor Pavón, frente a la violación y el femicidio ocurrido en abril de 2017.

Ante el máximo tribunal de justicia nacional, el cuerpo de abogados para víctimas de violencia de género de la Nación, señaló que el Superior Tribunal de Justicia de Entre Ríos se negó a recurrir a esa última instancia.

“La familia considera que existe material probatorio suficiente, que no fue analizado por la Justicia correctamente para rever la responsabilidad de Pavón como coautor en la violación y el femicidio de Micaela”, dice un comunicado emitido este jueves desde la fundación que lleva el nombre de la joven entrerriana.

Cabe recordar que la Cámara de Casación solicitó la apertura de un nuevo juicio para determinar la responsabilidad de Pavón, en concordancia con el pedido de la familia y la fiscalía para que el caso no se cierre.

Comunicado

La familia de Micaela García eleva a la Corte Suprema de Justicia de la Nación el caso de femicidio de “la Negra”.

El día lunes 01 de febrero, la familia de la joven Micaela García elevó en queja el caso ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación, patrocinada por el Cuerpo de Abogadas y Abogados para Víctimas de Violencia de Género de la Subsecretaria de Acceso a Justicia del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación. La presentación se da en el marco del proceso penal que determinó el grado de responsabilidad de Sebastián Wagner y Néstor Pavón, frente a la violación y el femicidio que sufrió Micaela.

En la presentación que se realizó ante el máximo tribunal de justicia nacional, se señala que el Superior Tribunal de Justicia de Entre Ríos negó a los familiares y la sociedad movilizada por lo sucedido con Micaela, recurrir a esa última instancia.

El recurso en queja aduce, además, “arbitrariedades y falta de perspectiva de género, mostradas en la valoración y juzgamiento” por parte del tribunal para rechazar el Recurso Extraordinario Federal (REF).

Micaela García fue víctima de violación y femicidio en abril de 2017, en la localidad de Gualeguay, provincia de Entre Ríos.

La familia considera que existe material probatorio suficiente, que no fue analizado por la justicia correctamente para rever la responsabilidad de Néstor Pavón como coautor en la violación y el femicidio de Micaela.

Cabe recordar que la Cámara de Casación solicitó la apertura de un nuevo juicio para determinar la responsabilidad de Pavón, en concordancia con el pedido de la familia y la fiscalía para que el caso no se cierre como pretende el Superior Tribunal de Justicia de Entre Ríos. Néstor Pavón se encuentra en libertad desde el 24 de agosto de 2020, también por decisión del Superior Tribunal.

El caso de Micaela fue fundamental en la visibilización de la falta de perspectiva de género en la justicia y en el conjunto del Estado. Tal es así que en 2018 fue sancionada la Ley 27.499 que lleva su nombre y obliga a la capacitación en esta temática a todas las personas que se desempeñan en cualquiera de los tres poderes de la administración pública.

Los objetivos de la Ley Micaela resuenan, además, en universidades, sindicatos, empresas y clubes deportivos. “La Negra” se convirtió en bandera y estandarte de la lucha contra la violencia hacia las mujeres pero, sin embargo, la justicia entrerriana sigue haciendo oídos sordos al reclamo de justicia. Este último agosto de 2020, Micaela hubiera cumplido tan solo 25 años. Su familia, aún busca completar el proceso de justicia a la vez que se compromete con la transformación cultural y social que la erradicación de la violencia de género exige.