Cementerio de La Tablada: Inhumaron los restos de Menem tras una ceremonia


Los restos mortales del expresidente Carlos Menem fueron inhumados este lunes por la tarde en el Cementerio Islámico de La Tablada, tras una ceremonia realizada con el ritual de ese credo.


Una banda militar le rindió los honores correspondientes a un exjefe de Estado. El cuerpo de Granaderos recibió el féretro y lo trasladó hasta su morada final. El presidente del Centro Islámico Argentino, Aníbal Bachir Bakir, encabezó el responso con la lectura de pasajes del Corán y rezos en árabe y castellano.


Tras los ritos, Bakir pronunció una alocución en el que destacó la figura de Menem y su “entrega” a la sociedad. Afirmó que “la única justicia es la justicia divina” y pidió “que la clase política piense más en Dios”.


Junto al féretro con el cuerpo de Menem (90) estuvieron sus parientes directos, como su exesposa Zulema Yoma (78), su hija Zulema María Eva (50), sus nietos Luca Bertoldi (16) y Malek Pocovi (8) -hijos de Zulemita- y otros familiares, allegados y colaboradores del exmandatario.


Tras el oficio religioso, los presentes se acercaron al ataúd -que estaba envuelto con una bandera argentina y otra con los colores celeste y rojo del emblema de la Liga Federal, la agrupación que catapultó a Menem- y lo tocaron y le transmitieron besos con sus manos.


El cofre con los restos de Menem fue ubicado en una tumba junto a la de su hijo Carlos Saúl Facundo, quien murió en 1995 cuando el helicóptero que pilotaba se precipitó a tierra cerca de la ciudad bonaerense de Ramallo.
Luego de extenderse durante dos horas, hasta las 15, el acceso del público al Congreso para despedir al exmandatario, el velatorio terminó minutos después tras unos últimos momentos de la familia y allegados frente al féretro.


El ataúd fue acompañado hasta la explanada de la Avenida Entre Entre Rios por Zulema Yoma, Zulemita Menem, otros familiares y por la secretaria administrativa del Senado, María Luz Alonso, en representación de la Cámara alta.


Previo a la partida del cortejo fúnebre del Congreso, a las 15.45, una banda militar despidió al expresidente interpretando una marcha fúnebre en la explanada del Parlamento.


Durante la mañana del lunes, en el Salón Azul, donde se llevó a cabo el velatorio, se realizó un responso con un sacerdote católico y un religioso musulmán para despedir al expresidente.


Por disposición de la familia Menem, el domingo a la medianoche se cerró el ingreso al público que se acercó al Congreso para darle el último adiós al exmandatario, que falleció a los 90 años, y se reanudó este lunes a las 7.


Minutos antes de las 10 arribó la hija del expresidente, Zulemita Menem, junto a sus hijos y, ya en el interior de la capilla ardiente, recibió el saludo y las condolencias del público que se acercó a brindar su último adiós al exmandatario.


“Mis hijos están muy tristes. Se fue un gran abuelo. El chiquito está muy afectado”, dijo Zulemita llorando, en declaraciones a la prensa, al ingresar al Congreso, y agregó: “Vinieron todos los que nos acompañaron siempre; lo importante es que, con la pandemia, todo el mundo se cuide”.


También llegaron durante la mañana su hermano, Eduardo Menem; el gobernador de La Rioja, Ricardo Quintela; el canciller Felipe Solá; su exsecretario privado Ramón Hernández; el senador Guillermo Snopek; el expresidente provisional del Senado, Federico Pinedo, así como la ex funcionaria de su gobierno Adelina D’ Alessio de Viola y Liliana Gurdulich de Correa, exsenadora nacional.


En tanto, dirigentes, empresarios y sindicalistas enviaron coronas florales para rendir homenaje al expresidente, entre las que se encontraban las del presidente Alberto Fernández y la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, entre otros.


El cortejo fúnebre arribó el domingo puntualmente a las 20 al Congreso de la Nación, donde fue recibido por la vicepresidenta y presidenta del Senado, Cristina Fernández de Kirchner, tal como corresponde institucionalmente.
Minutos después de las 21 llegó al velatorio el Presidente, acompañado por la primera dama, Fabiola Yañez, quienes saludaron afectuosamente y dialogaron con la familia de Menem congregada alrededor del féretro.


La despedida se inició con una ceremonia íntima de la que participaron la exesposa de Menem, Zulema Yoma, su hija Zulemita, su hermano Eduardo y sus nietos, entre otros familiares.


El féretro fue custodiado por granaderos, rodeado de varias ofrendas florales, una cruz y el símbolo islámico de la luna creciente y la estrella, y cubierto con varias banderas argentinas y una camiseta de River, club del cual era hincha el expresidente.


Los primeros dirigentes políticos en llegar al velatorio para despedir al exmandatario fueron Miguel Angel Pichetto, Daniel Scioli, Eduardo Duhalde, Carlos Corach, León Arslanian, Oraldo Britos y Aldo Carreras. También estuvo presente Rodolfo D’Onofrio, presidente de River Plate.