Comenzaron las actividades de capacitación en Neonatología

Se trata de un curso de posgrado destinado a neonatólogos y pediatras que está a cargo del doctor Norberto Santos, profesional del Hospital de Niños Sor María Ludovica de La Plata. La capacitación constará de seis encuentros quincenales que se extenderán hasta octubre.

El manejo hidroelectrolítico y los trastornos metabólicos; la cirugía del recién nacido; la cardiología neonatal; las patologías respiratorias y modalidades ventilatorias; la nutrición; y el manejo integral del recién nacido de bajo peso, serán algunos de los temas que se abordarán durante estos encuentros que se realizarán en el salón Ateneo del hospital Urquiza, siendo los jueves de 9 a 15, el día y horario establecidos. Respecto al objetivo de la capacitación, el neonatólogo Norberto Santos, jefe de la Unidad de Internación del servicio de Neonatología del Hospital de Niños Sor María Ludovica y docente de la cátedra de Pediatría de la Facultad de Medicina de La Plata, dijo que “este curso es una prolongación del que se dictó el año pasado, en el que se abordó la asistencia respiratoria mecánica y el manejo hidroelectrolítico en el recién nacido prematuro. Este año también vamos a tratar la prematurez, pero desde una visión más amplia. Los temas que abordaremos tienen que ver con la recepción, estabilización y traslado del recién nacido con una patología quirúrgica o con problemas cardiovasculares e infecciones connatales y congénitas, con una visión sobre las serologías”.
Además, el doctor Santos explicó que en los recién nacidos pueden aparecer distintos tipos de patologías y que hay una en especial que abarca al prematuro llamada ductus arterioso permeable. “El ductus es una estructura anatómica que existe durante la vida fetal y que después del nacimiento, en el recién nacido a término, se cierra lentamente y hay un cierre definitivo hacia la tercera semana. En los bebés prematuros y por distintas circunstancias ­el peso y la edad gestacional-, hay más posibilidades de que esa estructura anatómica se mantenga abierta y que aparezcan algunas manifestaciones clínicas y posteriormente radiológicas, que pueden generar problemas en el prematuro. A ese ductus hay que cerrarlo y de las maneras de hacerlo y cómo tratarlo vamos a hablar durante la capacitación, entre otros temas”. Si bien estas actividades están destinadas a neonatólogos y pediatras, el especialista indicó que “también pueden participar otros profesionales como los infectólogos o bioquímicos, a los que puede llegar a interesarles la parte de serología. Vamos a realizar seis encuentros quincenales y finalizaremos el curso en el mes de octubre”.