Con beneficios para el Estado y la producción se adjudicó el servicio de agente financiero

Con el nuevo contrato, la provincia percibirá un canon anual, habrá créditos con tasas bonificadas para los sectores productivos, beneficios para municipios y comunas, la contratación del Iapser en las operaciones y un plan de inversiones para extender los servicios financieros en el territorio.

A través del decreto N° 1290, el gobierno de la provincia aprobó lo actuado por la Comisión de Evaluación de Ofertas y el Ministerio de Economía en el marco de la licitación pública N° 06/2020. De esta manera, tras haber cumplimentado los requisitos previstos en el pliego de condiciones y los procedimientos establecidos en la licitación pública, quedó adjudicado el servicio de agente financiero y caja obligada de la provincia al Nuevo Banco de Entre Ríos Sociedad Anónima por el plazo de 10 años, con posibilidad de prórroga por otros cinco, de acuerdo a la legislación vigente en la provincia.

La propuesta del oferente en el marco de la licitación obtuvo un puntaje del 86,5 por ciento, cumplimentando “los requisitos formales, sustanciales, técnicos y económicos-financieros requeridos en el Pliego de Bases y Condiciones”.

“El análisis de la propuesta económica incorpora como novedad un canon a percibir por el gobierno provincial como contraprestación por la renta generada por el capital prestable proveniente de los saldos de las cuentas oficiales y de los haberes”, resalta el decreto en sus considerandos.

Además, la propuesta evidencia “una disminución del orden del veinte por ciento (20%) de las comisiones a cargo de la provincia”, en comparación con el contrato actual.

En los considerandos, también se realiza un ejercicio de proyección aplicando los términos del nuevo contrato a los valores pagados en 2019 (teniendo en cuenta la deflación producida por el Índice de Precios al Consumidor), de lo que resulta una disminución del 27,32 por ciento en el costo para la provincia.

Asimismo, se destaca que el nuevo contrato establece: “El ofrecimiento del mismo trato preferencial y costos a las comunas y municipios que decidan adoptar al Banco de Entre Ríos S. A. como agente financiero”; “la puesta a disposición de líneas de créditos a tasas preferenciales, extendiéndose las mismas a los créditos a empleados activos y pasivos provinciales”; la aceptación de las garantías que oportunamente pudiere otorgar el Fondo de Garantías de Entre Ríos (Fogaer); “la obligatoriedad de no trasladar la casa central sita en la provincia a otra jurisdicción sin autorización”; “la incorporación del Iapser entre las compañías que tendrán a cargo la contratación de los seguros de vida de los tomadores de créditos”.

Créditos a tasa subsidiada para la producción

Por otra parte, desde el Ministerio de Economía de la provincia, destacaron que se estableció en el pliego de bases y condiciones “que el oferente debía disponer líneas de crédito con tasas diferenciales para el sector productivo, consistente en la suma de una nómina mensual salarial en circulación, con tasas que aplique el adjudicatario a su cartera con bonificación o descuento del cinco por ciento”. Además, quedan habilitadas las acciones para que el Estado provincial y el Banco, puedan implementar otras líneas de crédito con tasas subsidiadas.

El actual contrato no preveía reducciones de tasa de interés para sectores productivos ni para agentes activos y pasivos provinciales por toma de préstamos en el agente financiero.

Plan de inversiones

Por último, desde la cartera económica también se destaca que el oferente ha presentado un plan de inversión acorde al pliego de bases y condiciones. La expansión territorial del oferente es un factor necesario para asegurar la adecuada prestación del servicio en todo el territorio provincial. En ese sentido, el Nuevo Banco de Entre Ríos S.A. indicó la existencia de 60 sucursales categoría tres; y cuatro sucursales categoría 21; como así también ocho agencias y seis otras dependencias como centros de pago/cobro, oficinas de atención; y un total de 323 unidades de cajeros automáticos, que configuran la cobertura de servicios en 57 localidades pertenecientes a 17 departamentos de la provincia. Asimismo se proyectan tres nuevas sucursales y 27 unidades de cajeros automáticos a instalar de acuerdo a la proyección poblacional realizada por la Dirección Provincial de Estadística y Censos.