“Concepción de Programadores” recibió el “Galardón de Oro 2020” de la Industria del Software

Se trata del proyecto que se desarrolló junto a la Municipalidad de Concepción del Uruguay,  la UTN local y la firma Bombieri, responsable de ejecutarlo. Fue galardonado con el “Premio Sadosky de Oro” de la Cámara de la Industria del Software de Argentina (CESSI); considerado el más prestigioso a nivel nacional en el rubro.

Este miércoles se realizó la entrega de los Premios Sadosky, de la Cámara de la Industria del Software de Argentina (CESSI), donde galardonan a los proyectos más destacados a nivel nacional dentro de la industria del software distribuidos en diversas categorías.

Dentro de “Proyecto Asociativo de Innovación”, seleccionaron ganador al proyecto “Concepción de Programadores”, una iniciativa que se desarrolló de manera conjunta entre Bombieri, la Facultad Regional Concepción del Uruguay (FRCU) de la UTN y la Municipalidad de Concepción del Uruguay que contribuyó al desarrollo de dicho proyecto local, cuyo objetivo fue capacitar de manera gratuita en programación a mayores de 18 años que quisieran acceder al curso.

El proyecto, que demandó meses de trabajo y se desarrolló en conjunto entre los organizadores, y que convocó a más de 530 personas de distintos puntos del país, fue seleccionado para la categoría Industria- Proyecto Asociativo de Innovación, por su destacado criterio y desarrollo.

Durante el acto virtual que fue transmitido a través del canal de YouTube de la Cámara Argentina del Software, se llegó al final con otra mención, la más esperada por todos los participantes que desde distintos puntos del país siguieron de cerca el acto; porque el Proyecto originado en La Histórica, recibió el máximo galardón: el “Premio Sadosky de Oro”, algo así como el “Martín Fierro de Oro”  señalaron los especialistas en el tema al momento de trazar un paralelismo.

Automáticamente y luego del anuncio hecho por el Presidente de la Cámara; los organizadores se conectaron con Mirco Bombieri quien con sorpresa y emoción saludó desde Concepción del Uruguay a la Facultad Regional de la UTN, al Municipio por su acompañamiento en el desarrollo del proyecto y a su equipo de trabajo por el logro alcanzado en este trabajo asociativo.

Cabe destacar que previamente, Bombieri, quien es el fundador y director de la empresa expresó que “el proyecto fue el resultado de cruzar una idea entre los tres actores promotores de la misma: El Presidente Municipal Martín Oliva, el Decano de la UTN Regional Concepción del Uruguay Martín Herlax y yo. Coincidimos en aportar cada uno los recursos de su ámbito y obtener un resultado que sea conveniente para todos, un caso práctico del conocido modelo “win-win”. La idea del proyecto se gestó en 2019 y a inicios de este año comenzamos a hablar para hacerlo y por los sucesos conocidos lo terminamos postergando hasta el mes de julio, que fue cuando finalmente decidimos ejecutarlo”, resaltó.

Además señaló: “Lo más destacable que brinda ser finalista de un premio de tal envergadura es la visibilidad. Permite mostrar el trabajo que realizamos, articulado entre empresa-gobierno-universidad, en una ciudad del interior, y no me refiero tanto a la individualidad de cada organización, sino más bien a que permite mostrarnos hacia todo el país como un polo tecnológico de referencia. Concepción del Uruguay es un punto estratégico en varios sentidos, por ejemplo, en lo educativo con más de 100 carreras para estudiar, de aquí egresan profesionales reconocidos en múltiples ámbitos. Y en particular de la Industria del conocimiento la ciudad es muy fuerte, se emplean a más de 250 personas de forma directa en relación de dependencias, otros tantos emprendedores o consultores independientes, contamos con empresas exportadoras de servicios y un potencial enorme si miramos hacia el futuro en esta materia”.

“Sin dudas, capacitar en programación es una acción que debemos considerar de base para el futuro productivo de la región”, concluyó.

Esta iniciativa impulsada por el Presidente Municipal Martín Oliva, al igual que otras vinculadas al sector informático-tecnológico-educativo, buscó plantar una semilla que despierte el interés de nuevas personas en el ámbito de la programación, que descubran este amplio y maravilloso mundo de oportunidades, para que puedan continuar desarrollando sus habilidades y prontamente formar parte de la fuerza laboral, considerando que el sector requiere cada vez más, de personas capacitadas en la temática específica.