Concordía: Aseguran que un soldado no se suicidó y que fue asesinado

La Justicia Federal de Concepción del Uruguay investiga la muerte del soldado del Regimiento de Caballería de Tanques “6 Blandengues” de Concordia, Jorge Moreyra, un muchacho de 21 años, oriundo de Paso de los Libres (Corrientes).

El querellante, aseguró que el soldado correntino Jorge Moreyra, tuvo una muerte violenta. Habla de escándalo y corrupción en Los Blandengues.

En un principio, y con la intervención de la justicia provincial de Concordia, se avanzó en la idea que el voluntario había sufrido un accidente con su arma reglamentaria; luego se analizó seriamente estar frente a un suicidio. Sin embargo, para sus familiares, está claro que fue asesinado.

El 13 de Diciembre de 2019 apareció muerto dentro de las instalaciones de la guarnición militar ubicada en Concordia, con dos disparos de fusil FAL el cabo Jorge Moreyra. Se habló de un accidente y luego de una autodeterminación, sin embargo, los familiares de Moreyra no creen en esas circunstancias, y nadie les saca de la cabeza que fue muerto intencionalmente.

Por esta situación constituyeron un querellante, el abogado correntino Sebastián Pardo, quién en los últimos tiempos recolectó información, testimonios y elementos probatorios que marcarían no solo de la existencia de una muerte violenta, sino también la existencia de graves hechos irregulares y delictivos dentro del Ejército en Concordia.

El abogado habló este domingo con DiarioUno, y allí fue claro en marcar que “la idea que tienen los familiares y de la propia investigación es que se está frente a un homicidio”.

El letrado logró un paso importante, que la causa pasara a la Justicia Federal de Concepción del Uruguay. “El hecho debe ser investigado por la Justicia Federal, porque ocurrió dentro de una guarnición militar. Y esto permitió enderezar la causa que en el arranque tuvo a una fiscal de la justicia provincia en Concordia que increíblemente resolvió el caso en dos minutos”, enfatizó Pardo para remarcar: “es una vergüenza para la república que esa señora sea fiscal. Y más allá de todo, se logró la incompetencia del fuero local y la causa pasó a la Justicia Federal”.

El letrado fue al grano y marcó por qué entienden que se está frente a un crimen. “Por lo que estamos descubriendo, y chocando con grandes trabas, es que en esta compleja causa hay una cadena de encubrimientos que es muy extensa. Estamos recolectando datos que marcan que el o los que mataron a Moreyra, lo hicieron burdamente, tal vez pensando que tienen un fuerte sentimiento de impunidad, pero no pensaban encontrarse con una madre que no bajó nunca los brazos, ahora me toca acompañarla en esa lucha, y vamos a llegar hasta el final aclarando este tremendo hecho”.

Hizo notar sobre la versión del suicidio: “Afirmar que una persona se pega un tiro con un fusil FAL en la sien y luego vuelve a cargar para dispararse en la boca es de una bestialidad asombrosa. Si una persona logra dispararse con un fusil, deberían demostrar acabadamente como lo hizo, ya que el primer disparo le habría arrancado la mitad de la cabeza, y como si esto fuera sencillo, luego de ese primer disparo recargó el fusil y se disparó en la boca. Esto es insostenible desde la lógica pura”.

¿Corrupción?

Más adelante el abogado querellante, dio su explicación sobre los motivos por los cuáles habría sido asesinado el soldado. “Blandengues es un regimiento sobre el cual recaen innumerables sospechas de abusos de autoridad, vejámenes, defraudación al Estado, hurtos, coacciones, amenazas a los soldados para que no hablen, por ahí viene lo de Moreyra que no quiso ser partícipe de esa corrupción que le terminó constando la vida”.

Sobre la investigación, Pardo se mostró optimista. “Estamos pidiendo numerosas pruebas y la Justicia Federal está trabajando. Pero tenemos información, datos, pruebas que aportaremos y que van a demostrar que dentro de esa guarnición militar había hechos que descubriremos y van a conmover hasta los cimientos del mismísimo Ejército. Estamos muy confiados en llevar a los responsables ante la justicia y que el alto mando y el ministro de defensa de la Nación una vez que cuenten con los elementos que vamos a presentar en la justicia federal, tomarán las medidas para que lo ocurrido en ese regimiento no se repita nunca más en la historia de nuestro país.

Lo único cierto, es que el soldado apareció muerto con dos tiros cuando cumplía guardia en el puesto norte, a corta distancia del Parque San Carlos.

En la información que cuenta el abogado querellante, hay testimonios que dan cuenta que en Blandengues, se produjeron hechos delictivos e irregularidades vinculadas con el acopio de mercadería y ayuda oficial destinada a los inundados de la ciudad de Concordia.

A causa de los comentarios vinculados con el robo de la ayuda oficial, fueron dado de baja cuatro soldados voluntarios, y por la información que cuenta los familiares de Moreyra, él habría conocido otros movimientos poco claros de Los Blandengues. Se mencionó la parte logística, como es el combustible y otros puntos de manejo de dinero.

El querellante aclaró, que todo lo que se está mencionando en los medios como por personas ligadas directa o indirectamente a la guarnición, está siendo corroborado con la intención de presentarlo a la Justicia Federal de Concepción del Uruguay, según publicaciones de DiarioUno.

Adelantó que esta semana viajará a La Histórica para presentar más medidas a la Justicia y de esa manera, imprimirle más firmeza a la investigación.

Finalmente indicó el querellante que se reunió con el ministro de Defensa Agustín Rossi y con autoridades de Derechos Humanos para imponerlos de esta grave situación.