Coronavirus: Diagnostican a otras 8.704 personas en nuestro país

Otras 160 personas murieron y 8.704 fueron reportadas con coronavirus en las últimas 24 horas en la Argentina, mientras que la Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió que este año no se alcanzará la inmunidad de rebaño a nivel global.


Con las muertes y nuevos casos reportados este lunes, son 44.654 los fallecidos registrados oficialmente a nivel nacional y 1.730.921 los contagiados desde el inicio de la pandemia en el país, según informó el Ministerio de Salud.

La cartera sanitaria indicó que son 3.606 los internados en unidades de terapia intensiva, con un porcentaje de ocupación de camas de adultos de 54,6% en el país y del 58,8% en la Área Metropolitana Buenos Aires.

De los 1.730.921 contagiados, el 87,74% (1.518.715) recibió el alta y 167.552 son casos confirmados activos.

El reporte vespertino consignó que murieron 103 hombres, 61 residentes en la provincia de Buenos Aires; 6 en la Ciudad de Buenos Aires; 1 en Chaco; 5 en Chubut; 2 en Córdoba; 2 en Corrientes; 1 en Entre Ríos; 2 en Mendoza; 6 en Río Negro; 1 en Salta; 2 en San Juan; 1 en San Luis; 2 en Santa Cruz; 9 en Santa Fe; y 2 en Tierra del Fuego.

También fallecieron 57 mujeres: 29 en la provincia de Buenos Aires; 1 en la Ciudad de Buenos Aires; 2 en Chaco; 2 en Chubut; 3 en Córdoba; 5 en Corrientes; 1 en La Pampa; 1 en Mendoza; 1 en Neuquén; 5 en Río Negro; 3 en San Luis; 2 en Santa Cruz; 1 en Santa Fe; y 1 en Tierra del Fuego.

Suero argentino

En este contexto, el presidente Alberto Fernández mostró este lunes su “orgullo” por el desarrollo local del suero hiperinmune anti Covid-19 en la Universidad Nacional de San Martín, que será distribuido en hospitales, clínicas y sanatorios, durante una recorrida por las instalaciones de la compañía biotecnológica Inmunova, en el campus de esa casa de estudios.

Fernández ponderó la importancia del proyecto que arrojó “resultados positivos en la baja de la mortalidad (45 por ciento), el descenso en los días requeridos de terapia intensiva (24 por ciento), y la menor necesidad en el uso de respiradores (36 por ciento)”, precisaron fuentes oficiales.

Tras la recorrida, el ministro de Salud, González García, dijo que el suero “es una enorme innovación, un avance, sobre todo para los pacientes que están moderados a graves” y lo calificó de “gran paso para mejorar esta situación”.

Sin embargo, el ministro alertó: “No nos engañemos, hoy tenemos suero equino, vacunas, muchos avances, pero nada supera al comportamiento individual, y si no recuperamos la idea de cuidarnos esto se va a poner muy complicado”.

Analizan diferir más las segundas dosis

La secretaria de Acceso a la Salud explicó que “los intervalos de interdosis de las vacunas son como mínimo de 21 días, pero si pasa más tiempo entre una y otra aplicación no es un problema relevante”.

La secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti, afirmó este lunes que “la decisión sanitaria más importante que (desde el gobierno nacional) nos tenemos que plantear es si queremos tener 10 millones de personas vacunadas a marzo con dos dosis o si preferimos tener 20 millones de personas con una sola” aplicación.

Para la funcionaria, y en línea con debates en materia de inmunización poblacional que se están dando en otros países del mundo, “en este contexto de pandemia es muy lógico pensar que se pueda vacunar a más gente con la primera dosis y diferir la segunda para cuando ya esté controlado el brote”.

En una entrevista con el diario Página/12, Vizzotti explicó que el gobierno nacional tiene “una mirada realmente amplia porque ésta es una situación absolutamente inédita y las decisiones se tendrán que tomar en tiempo real y a medida que vayan surgiendo informaciones de otros países”, al ser consultada si están avaluando dar una dosis a más gente en vez de dos a menos personas.

Agregó que “los intervalos de interdosis de las vacunas son como mínimo de 21 días, pero si pasa más tiempo entre una y otra aplicación no es un problema relevante”.

Algunos especialistas consultados días pasados por Télam habían mostrado coincidencias con esa apreciación de Vizzotti, al señalar que “en todas las vacunas lo central es respetar el mínimo del intervalo entre dosis” para no perder eficacia y que “la mayoría de las que conforman el calendario nacional no tienen un tiempo límite para aplicar el refuerzo”.

“Con los intervalos entre dosis de vacunas siempre es importante respetar el mínimo, que en en el caso de la Sputnik V es de 21 días, porque si se da la segunda dosis antes puede haber interferencia con la respuesta inmune y no ser tan eficaz como uno quisiera”, había indicado en aquel sentido la médica infectóloga Florencia Cahn, presidenta de la Sociedad Argentina de Vacunología y Epidemiología (SAVE).