Coronavirus: porcentajes y estadísticas nacionales y provinciales de la pandemia

El domingo 1 de marzo de este peculiar 2020, vimos como el coronavirus llegó a nuestro territorio nacional. A partir de ese momento, el llamado SARS-CoV-2, se ha hecho presente en todas las provincias argentinas. En esta nota, veremos los porcentajes y estadísticas del mismo a nivel nacional, y cómo ha fluctuado en el país.

El coronavirus llegó a nuestro país el 1 de marzo.

Primer caso y actualidad:
El 1 de marzo, un hombre procedente de Milán, Italia, bajó del avión con el virus dentro suyo, siendo asintomático. Desde ese día, el coronavirus ha arremetido y sacudido las vidas de todos los habitantes argentinos, así como lo hizo en el resto de las naciones del mundo.

El día 20 de marzo, Argentina contaba con 128 casos y 3 muertes. En ese mismo día, Alberto Fernández tomó la decisión de llevar adelante una cuarentena estricta y obligatoria, llamada “Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio (ASPO)”.

Hoy 26 de julio, cuatro meses después del inicio del ASPO, el país está experimentando el peor momento de la pandemia, con 162.526 casos confirmados acumulados y 2.939 fallecimientos. Pero Argentina es un país enorme, el 8vo más grande del mundo para ser precisos, entonces cabe destacar lo siguiente: el virus no ha afectado a todo el país por igual.

El Gobierno Nacional anunció el ASPO el 20 de marzo.

Estadísticas nacionales:

Como se mencionó, Argentina cuenta con más de 162.000 casos acumulados y más 2900 muertes, que da como resultado una tasa de mortalidad que ronda el 2%. Además, los recuperados muestran números esperanzadores, ya que los 68.022 que superaron el virus, representan casi la mitad de los casos acumulados.

A continuación, veremos los detalles sobre el AMBA y el resto del país, con sus respectivos porcentajes en lo que respecta al total de contagios y recuperados en las dos regiones.

Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA):

El AMBA delimitado por regiones.

El AMBA es la región que más ha sufrido el virus en todo nuestro territorio, y está entre las de peor índice del mundo, ya que la misma cuenta con 148.864 casos acumulados. En ningún país de Sudamérica, los casos se distribuyen de la misma forma que Argentina, con una región representando el 92% de los casos totales.

Según el censo poblacional del año 2010, el AMBA es una región que cuenta con 14.800.000 habitantes, representando el 37% de la población total del país. Entonces, entre casi 15 millones de personas, se concentra más del 90% de los casos de Argentina.

Los factores del por qué el virus ha afectado tanto a esta región son numerosos, como sobrepoblación, condiciones de vida, hacinamiento, entre otros. Pero la realidad marca que hoy, Capital Federal y el Conurbano Bonaerense, concentran la gran mayoría de los problemas relacionados con esta nueva pandemia.

En cuanto a los recuperados, 18.578 personas han logrado vencer al virus en Capital Federal, representando cerca del 36% del total acumulado. En provincia, los números arrojan un resultado todavía mejor, ya que los 42.643 recuperados dan lugar a un 48% de los contagiados. Entonces, los recuperados en AMBA representan un valor cercano al 44%.

En casi 30 millones de personas, solo se concentra el 9% de los casos totales.

Según el censo del 2010, en el Interior de Argentina habita un total aproximado de 29.7 millones de personas. En este número, se concentra solamente cerca del 9% del total de los casos acumulados. Entonces, cuando se habla del asustador número de contagios, hay que tener en cuenta que, en el resto del país, el virus no ha llegado con la misma intensidad que en el AMBA.

Hoy 26 de julio, el Interior argentino suma más de 13.000 casos acumulados. En cuanto a los porcentajes, esto significa que el 0,05% de la población ha sufrido el contagio del coronavirus. Siendo Chaco, Río Negro, Jujuy y Córdoba los principales afectados, representando entre las cuatro el 50,28% del total de contagios.

Así como AMBA tiene sus razones para sufrir los números que tiene, el Interior tiene otras para destacar por qué el virus no lo ha afectado de la misma manera. La distancia entre ciudades, menor densidad de población, mejores condiciones de vida y de vivienda, han sido los principales factores que han logrado que el Interior tenga buenos resultados, más allá del crecimiento que se dio en las últimas semanas (esperable, ya que estamos en el pico de la pandemia).

La situación de Entre Ríos:

Al día 26 de Julio, Entre Ríos tiene 751 casos acumulados.

En nuestra provincia, este mes sufrimos un crecimiento significativo de los casos. Al día 26 de julio, el acumulado total de casos confirmados en territorio entrerriano es de 751.

Según el censo poblacional del año 2010, Entre Ríos cuenta con 1.3 millones de habitantes. En lo que se relaciona a porcentajes, nuestra provincia arroja un 0,06% de infectados sobre el total de la población, apenas un céntimo por encima del valor general del interior argentino.

Dentro de nuestra provincia, el 76,87% de los casos se ve en tres departamentos: Paraná con 321, Gualeguaychú con 151, y Federación con 113. El resto de los 162 contagios acumulados se reparten entre los 14 departamentos, siendo Colón el más afectado, con 45.

En cuanto a los recuperados, Entre Ríos cuenta con gran índice de los mismos. Ya que, dentro de los 730 casos acumulados, se pueden encontrar 380 pacientes dados de alta, representando así poco más del 50% del total acumulado.

Además, la tasa de mortalidad en Entre Ríos es otro índice muy positivo a tomar en cuenta. La misma se plantea en base a la cantidad de muertes sobre el total de casos acumulados. Al día 26 de julio, nuestra provincia sufrió el fallecimiento de 6 personas sobre 751 contagios, lo que arroja una mortalidad de 0,82%.

Conclusión:

La realidad de la pandemia no es la misma en todo el país. Argentina no es solamente el AMBA, y el interior es una región enorme, de las más grandes del mundo. Al coronavirus no hay que temerle, pero hay que respetarlo. Debemos aprender a respirar, a frenar los pensamientos, a tratar de comprender que la pandemia no es homogénea en nuestro territorio.

Entre Ríos tiene buenos índices, con un Estado que viene trabajando de manera ardua para frenar el avance del virus, que llegó para cambiar nuestras vidas y nuestras costumbres, por lo menos, hasta que llegue la tan esperada vacuna. Con barbijos, distanciamiento social, desinfección constante de las superficies y ropa, sumado a la responsabilidad de los ciudadanos, podremos darle un alivio a los médicos, que tanto trabajaron, trabajan y trabajarán para que nuestra salud no sea vea afectada.