Crimen de Fátima Acevedo: Piden domiciliaria para Martínez pero seguirá preso

Fátima Florencia Acevedo desapareció el 1 de marzo último, tras salir de la Casa de la Mujer de Paraná, adonde estaba alojada con su pequeño hijo (fruto de su relación con Jorge Nicolás Martínez), luego de haber denunciado a su ex pareja por violencia de género.

Finalmente, el 8 de marzo, hallaron su cadáver en el interior de un pozo de 18 metros de profundidad, en una zona descampada y cerca del domicilio que ocupaba Martínez, el único detenido por el tremendo crimen. Jorge Nicolás Martínez, ex pareja de la joven asesinada, permanece en la cárcel de Paraná desde el pasado 9 de marzo y este jueves, se decidió que el imputado continúe en la Unidad Penal Nº1 por otros 30 días.

El defensor de Martínez, el letrado Jorge Sueldo confirmó la decisión que tomó esta mañana, el Juez de Garantías, Mauricio Mayer. “Se vencían este jueves los 90 días de preventiva que se le habían impuesto anteriormente. La postura de la querella y de la Fiscalía, era prorrogarla por otros 90 días y a pedido de Martínez y sus familiares, nosotros propusimos, la prisión domiciliaria en la casa de sus padres”, dijo el abogado.

Preventiva y evidencias “El juez resolvió rechazar nuestro planteo e hizo suyos los argumentos de la fiscalía y de la querella, pero restringió la duración de la prisión preventiva, por lo que dispuso que sea por otros 30 días”, remarcó Sueldo. Por otra parte, el letrado explicó que “restan producirse evidencias técnicas.

La mayoría de las testimoniales ya se produjeron y faltan algunas de los Bomberos Zapadores, algunas entrevistas de la pericia psicológica y psiquiátrica que habíamos solicitado y una prueba de ADN”, explicó Sueldo. La audiencia fue presidida vía remota por el juez de Garantías Mauricio Mayer, por integrar grupo de riesgo ante la pandemia del COVID 19; el Ministerio Público Fiscal estuvo representando por los fiscales Ileana Viviani y Leandro Dato;

la querella particular la ejercercieron los abogados María Alejandra Pérez y Milton Urrutia; mientras que el defensor oficial Jorge Sueldo estuvo a cargo de la defensa técnica del imputado, quien participó mediante el sistema de videoconferencia desde el Juzgado de Ejecución de Penas y Medidas de Seguridad de Paraná.