Detectaron cianobacterias en el curso de importante río entrerriano: piden evitar el contacto con el agua

La Municipalidad de Gualeguaychú pidió evitar el contacto ya que “las floraciones de estas algas pueden provocar problemas gastrointestinales como cólicos, diarreas y vómitos, y también algunas alergias en la piel”.

Detectaron cianobacterias en el curso del río Gualeguaychú y recomendaron a los habitantes evitar el contacto ya que “las floraciones de estas algas pueden provocar problemas gastrointestinales como cólicos, diarreas y vómitos, y también algunas alergias en la piel”.

En caso de tocarlas, se recomienda que se limpien con agua limpia, evitando el ingreso por la boca, piel, ojos y oídos.

Las cianobacterias o algas verdes azuladas son organismos microscópicos que cumplen un rol fundamental en los ecosistemas como productores primarios, contribuyendo en los ciclos globales de carbono, oxígeno y nitrógeno; su reproducción depende de dos nutrientes fundamentales: el nitrógeno y el fosforo, así como la presencia de la luz y altas temperaturas.

Lo que se conoce como floración o verdín se encuentra asociada, en gran medida, a las actividades antrópicas que funcionan como aportantes de nutrientes para facilitar la reproducción y consecuentes floraciones, que las podemos observar sobre las aguas superficiales dependiendo de su densidad y acumulación.

Desde la comuna indicaron que se ha observado cómo se vienen arrastrando las algas desde “río arriba” por el Río Uruguay, donde la suma de factores como el nitrógeno y fosforo más las condiciones climáticas actuales (sequías, altura del río baja, altas temperaturas, etc) han permitido la reproducción del verdín.

Como aportantes de nutrientes se puede mencionar:

La falta de tratamiento de efluentes cloacales en ciudades vecinas y que se encuentran a orillas del Río Uruguay y de comunidades que se encuentran en la cuenca del Rio Gualeguaychú.

El aporte de nitrógeno y fosforo a partir del desarrollo de actividades agrícolas extrativistas que se desarrollan en los campos de todo el territorio entrerriano, la aplicación de agrótoxicos y fertilizantes que a través del lavado de suelos erosionados arrastran a los mismos hacia los cuerpos de agua dulce.

La producción y explotación ganadera a través de la cría intensiva a gran escala como por ejemplo feed lots, criaderos de pollos, producción de cerdos, entre otros, las cuales en muchas oportunidades cuentan con sistemas de tratamiento deficientes y/o descargas inadecuadas en cuerpos receptores de agua, aumentando aún más, la carga de nutrientes.

Por último, y no menos importante, la producción de la pastera Botnia – UPM realiza descarga de fosforo y nitrógeno a escasos kilómetros sobre el Río Uruguay en la ciudad vecina de Fray Bentos, lo que acumula la carga de nutrientes que alimentan a las algas verdes azuladas y que motivan su crecimiento acelerado.

Recomendaciones

En caso de tomar contacto con el agua y las floraciones de estas algas se recomienda que se limpien con agua limpia, evitando el ingreso por la boca, piel, ojos y oídos para evitar que nos ocasionen problemas gastrointestinales como cólicos, diarreas y vómitos, y también algunas alergias en la piel.