Diputados: Comenzaron a analizar la ampliación presupuestaria

La comisión de Presupuesto y Hacienda de la Cámara de Diputados comenzó a analizar éste martes la ampliación presupuestaria por un monto estimado en $1,8 billón que el Gobierno envió al Congreso el viernes pasado. Tras un cuarto intermedio, volverán a reunirse este miércoles a las 11 para emitir dictamen de cara a la sesión del próximo viernes.

foto Telam.


Tras conseguir despacho para la moratoria impositiva, la comisión que preside el oficialista Carlos Heller, escuchó al secretario de Hacienda, Raúl Rigo, quien explicó los alcances de la iniciativa y justificó la decisión del Poder Ejecutivo de prorrogar el Presupuesto 2019 en lugar de diseñar una nueva ley.


Al respecto, indicó que “en un contexto de altísima incertidumbre” por la pandemia “se hacía muy difícil plantear un escenario macroeconómico verosímil a partir del cual formular una ley de Presupuesto sostenible para el 2020”.


Rigo resaltó que producto de la coyuntura crítica que atraviesa el país por la emergencia sanitaria y económica el Presupuesto está en un nivel de ejecución “elevado”.


Puntualizó, además, que el nivel de ejecución al 30 de junio se encuentra “más próximo a una ejecución estacional”, por lo que resaltó la necesidad de ampliar la ley de erogaciones y recursos para darle continuidad a las políticas de auxilio que vienen llevándose adelante.


Al respecto, mencionó que actualmente el nivel de ejecución se ubica en un 57,1%, habiendo pasado más de la mitad del año, y detalló que si se expande el Presupuesto en los términos propuestos el porcentaje bajará al 42,8%.


Al ser consultado por el diputado radical Luis Pastori sobre la polémica por la imposición de una alícuota del 10,5% a la leche común en concepto de impuesto al valor agregado (IVA), Rigo negó que esa medida vaya a tener “un efecto de incremento del precio”.


El secretario de Hacienda remarcó que si bien es cierto el incremento en la leche común, no es menos cierto que en el caso de las leches aditivadas y fortificadas, que son “las que toma la mayoría de la gente”, la alícuota de IVA bajará del 21 al 10,5%.


El proyecto de expansión del Presupuesto 2020 apunta a ampliar partidas totales en un 33%, con un incremento de transferencias de $1,8 billones, que se sumarán a los $5,5 billones ya aprobados del actual.


Los recursos totales previstos para todo 2020 son de $4,3 billones, con un aumento del 17,2% respecto del nivel vigente al 30 de junio y de 22,2% en relación con las proyecciones de principios de año.


En tanto, los gastos totales se elevarán a $7,3 billones, es decir, un incremento del 33,6% en comparación con el 30 de junio pasado y del 57,7% en relación a enero pasado.


En buena medida, el gasto extra se explica por las políticas desplegadas de ayuda directa para morigerar los efectos de la crisis como el programa de Asistencia al Trabajo y la Producción (ATP), que conllevará una inversión de 80.000 millones de pesos, y el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE), que demandará partidas por 90.000 millones.


“En el presupuesto actual se estarían unificando los porcentajes de IVA de todas las leches en 10,5%. El control de la formación de precios requiere un Estado inteligente, con mecanismos claros y eficientes”, agregó.


En tanto, la diputada del interbloque Federal Graciela Camaño alertó que el proyecto del Gobierno “contiene una conversión de deuda en pesos a deuda en dólares” y señaló que “se trata de una decisión que va en sentido contrario a lo que debería ser, en particular en un contexto de severa restricción de disponibilidad de dólares”.


La iniciativa enviada por el Poder Ejecutivo también contempla un refuerzo en las transferencias directas a las provincias a través del Fondo Fiduciario de Desarrollo Provincial por 50.000 millones hasta fin de año.


De acuerdo con la letra del proyecto ingresado, el gasto en jubilaciones, pensiones y retiros tendrá un aumento de 626.066,8 millones, mientras que el monto previsto para el total de las transferencias que financian gastos corrientes de los sectores privado, público y externo, aumenta en $ 978.219,9 millones (53,9%). Esto implicará que el Estado vuelque $ 407.000 millones en transferencias a empresas privadas hasta fin de año.


En cuanto a las correcciones económicas que introduce el proyecto, se estipula que el déficit primario trepará a $2,2 billones, lo que representa una suba del 122% en comparación con los niveles vigentes al 30 de junio y un 620,6% si se lo compara con el resultado fiscal inicial de enero.