Diputados debate proyecto de Aporte Solidario y Extraordinario

El oficialismo buscará emitir dictamen favorable el próximo lunes, con el respaldo de bloques aliados y pese al rechazo de Juntos por el Cambio.


La comisión de Presupuesto y Hacienda de la Cámara de Diputados de la Nación inició este miércoles el debate del proyecto de ley de Aporte Solidario y Extraordinario de las Grandes Fortunas, del que el oficialismo pretende emitir dictamen favorable el próximo lunes, con el respaldo de bloques aliados y pese al rechazo de Juntos por el Cambio.


El proyecto, elaborado por diputados del Frente de Todos, propone que las personas con un patrimonio superior a 200 millones de pesos hagan una contribución por única vez al Estado, con el fin de recaudar unos 300.000 millones de pesos para paliar el impacto de la pandemia de coronavirus en los sectores vulnerables.


El presidente de la comisión y autor principal del proyecto, Carlos Heller, señaló al inicio del debate: “La idea del recurso extraordinario se apoya en la situación extraordinaria. Creo que nadie está en este país, ni en ningún lugar, en condiciones de argumentar que no estamos ante un fenómeno impensado que ha alterado todas las previsiones”.


Por Juntos por el Cambio, el vicepresidente de la comisión, el radical Luis Pastori, aseguró: “Claramente estamos en presencia de un impuesto, por más nombre que quieran ponerle. Se trata de un tributo, más cuando confirman que es obligatorio”.


“Es una ley, es de carácter coactivo, está expresado en dinero, para ayudar a solventar el gasto público, y no tiene una correspondencia directa con un beneficio para el contribuyente, lo que caracteriza al impuesto con diferencia a las tasas y a las contribuciones especiales”, añadió.


Por el Frente de Todos, el entrerriano Marcelo Casareto aseveró que “no le podemos pedir esfuerzo a los trabajadores, a los jubilados, a los sectores vulnerables, tenemos que pedirlo a quienes hoy están en una menor situación relativa”.


Desde la Coalición Cívica, Javier Campos expresó: “El hecho de que el impuesto sea malo para los ricos no significa necesariamente que sea bueno para los pobres; realmente hay que discutir si este impuesto es bueno para la gente, porque se puede dar una baja en los ingresos fiscales”.


Por su parte, la oficialista Fernando Vallejos dijo que “con esta contribución se están fortaleciendo las respuestas que el Estado está implementando en este tiempo por la emergencia y la posterior reconstrucción de la economía” y que “se trata de un aporte de características extraordinarias que llega en un momento extraordinario del país y del mundo”.


Por la izquierda, Nicolás Del caño, consideró que “este debate llega casi seis meses después de tomadas las primeras medidas de aislamiento necesarias para el cuidado sanitario. El paso del tiempo tiene consecuencias, por eso este proyecto llega tarde y además es muy pobre”.


Desde los interbloques de volumen intermedio, como el Federal y Unidad para el Desarrollo, no se expresaron en la reunión de este miércoles, aunque algunos de sus integrantes adelantaron a través de redes sociales estar “de acuerdo con el espíritu del proyecto”.