Docente de UADER nominada a los Premios Gardel

La acordeonista, cantante, autora y compositora Marcia Müller, que se desempeña como coordinadora pedagógica de nivel medio en la Escuela de Música “Prof. Constancio Carminio” de la FHAyCS de la UADER, competirá por el galardón que otorga CAPIF a lo más destacado de la música nacional. Será en la categoría Mejor Álbum de Chamamé por su trabajo independiente y autogestivo, “Mujer de chamamé”.

Con gran alegría y satisfacción fue recibida la noticia, en el ámbito de la Universidad Autónoma de Entre Ríos (UADER), de la nominación a los Premios Gardel de la docente Marcia Müller.

Nacida en Campana (Buenos Aires), pero radicada en Paraná desde hace muchos años, Marcia es una reconocida acordeonista, cantante, autora y compositora; profesora de música con formación en canto lírico, guitarra y etnomusicología, actualmente desempeñando la docencia y la coordinación pedagógica del área de música en el nivel medio de la Escuela «Prof. Constancio Carminio», dependiente de la Facultad de Humanidades, Artes y Ciencias Sociales (FHAyCS).

Su nominación en el galardón que otorga año a año, desde 1999, la Cámara Argentina de Productores de Fonogramas y Videogramas (CAPIF), se da en la categoría «Mejor álbum de chamamé» por su trabajo «Mujer de chamamé». La terna la completan Milagrito Gómez y su conjunto («Con ritmo y alegría») y Chango Spasiuk-Per Einar Watle («Hielo Azul Tierra Roja»). La ceremonia será en junio, en modalidad virtual.

Sobre su carrera y su obra

Andando de la mano de su padre, el acordeonista Alcides Müller, Marcia se enamoró del mundo que rodea a ese instrumento. Con enorme esfuerzo, estudio y dedicación pudo editar cinco materiales discográficos, entre 1998 y 2020; y grabó con personalidades de la música folklórica y popular como Rafael Amor, Monchito Merlo y Dúo Enarmonía.

«Mujer de chamamé» fue grabado y lanzado en 2020 por un trío formado por Marcia junto a Maru Figueroa y Nadia Ojeda, fruto de un trabajo independiente y autogestivo. Cuenta con doce temas mayormente compuestos por ella y algunos en conjunto con Nélida Argentina Zenón, Miriam Gutiérrez y la poeta Martha Quiles. El nombre del disco sintetiza la vida y la obra de una artista que nació en un seno musical donde creció dedicándose al estudio y la profesionalización de su persona y su entorno.

Para Marcia, esta nominación «representa un abrir de puertas para que el proyecto en el cual vengo trabajando hace más de treinta años tenga nuevos horizontes». La artista entrerriana considera que «es una oportunidad para que mi música pueda llegar hasta otras personas a las que hasta ahora no ha podido llegar».

También «es una manera de seguir compartiendo la emoción del artista que es componer, contar historias e iluminar. Eso es algo que me sucede a mí con la música y espero que, de la misma manera, este arte pueda iluminar a los demás».