El Gobierno extendió el Distanciamiento Social hasta el 9 de abril

Se prorrogarán las medidas sanitarias de distanciamiento social hasta el 9 de abril. El presidente pidió aumentar las campañas de concientización para evitar el repunte que se registra en otros países.

El presidente Alberto Fernández evaluó junto al Comité de Vacunación contra el coronavirus, la marcha del plan nacional de inmunización, que ya alcanzó a algo más de dos millones de personas.

El Gobierno nacional decidió este viernes extender el Distanciamiento Social, Preventivo y Obligatorio (DISPO) hasta el 9 de abril próximo, tras una reunión que el Presidente Alberto Fernández encabezó en Casa Rosada.

En el Salón de los Científicos, el mandatario evaluó junto al Comité de Vacunación contra el coronavirus, la marcha del plan nacional de inmunización, que ya alcanzó a algo más de dos millones de personas.

De la reunión participaron el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero; las ministras de Salud, Carla Vizotti, y de Seguridad, Sabina Frederic; los ministros del Interior, Eduardo de Pedro; de Defensa, Agustín Rossi; de Desarrollo Social, Daniel Arroyo; de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto, Felipe Solá, y de Transporte, Mario Meoni; de Turismo y Deportes, Matías Lammens.

También estuvieron presentes la secretaria Legal y Técnica, Vilma Ibarra; y los asesores presidenciales Cecilia Nicolini y Alejandro Grimson.

El Comité de Vacunación contra el coronavirus se encarga de llevar a cabo el operativo para la distribución y aplicación en todo el país de las vacunas para prevenir la Covid-19.

Según las últimas cifras del monitor público de vacunación, ya se aplicaron en todo el país 2.098.205 dosis y se distribuyeron 3.418.965 entre todos los distritos.

Según se precisó en la jornada de ayer, cuando se aplicaron 144.636 dosis en todo el país, “el ritmo de vacunación continúa la curva de crecimiento esta semana”.

“Todas las provincias se encuentran vacunando simultáneamente dos o más grupos priorizados de la población objetivo definidos por el Plan Estratégico de Vacunación, con importante grado de avance en personal de salud, adultos mayores en hogares de larga estancia y personas de 80 años y más”, se informó desde la Presidencia.

“Evaluamos la situación global de producción de vacunas, el trabajo que se está haciendo para acceder a dosis y el trabajo que se está haciendo con las jurisdicciones para poder escalar la vacunación. A medida que llegan más dosis, realmente debemos ver cómo día a día se pueden aplicar más”, dijo la ministra de Salud Carla Vizzotti a la salida de la reunión.

Lo que está en evaluación son nuevas restricciones en materia de vuelos, que se implementarían a partir de la semana que viene. En la Casa Rosada aseguraron que está descartado de plano un cierre de fronteras y que aún no está confirmado qué medidas se tomarán para controlar los ingresos de los países que registran cepas más peligrosas de Covid.

Lo que se evalúa es reducir la cantidad de vuelos, con el objetivo de ejercer un mejor control de los argentinos que provengan de los Estados Unidos, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, Panamá, Perú y Europa. Pero no está definido si bajar los vuelos en un determinado porcentaje (como trascendió) o, en cambio, fijar la cantidad máxima de pasajeros que puedan llegar por día. Esto es porque, además de exigir un test PCR, se obligará a los viajeros a hacer una cuarentena de siete días que tendrá una vigilancia más estricta.

Respecto a la vacunación, Vizzotti volvió a hacer referencia a la estrategia de “captar a más personas con la primera dosis” de aquellas vacunas que no tienen dos componentes distintos. “Lo que se evalúa permanentemente, no solo en Argentina sino en el mundo, es ver la mejor estrategia sanitaria para reducir la mortalidad”, dijo, para evitar la polémica que se había generado cuando, siendo la segunda de Ginés González García, generó un malentendido al aludir a la posibilidad de aplicar una sola dosis de la vacuna.

Y explicó: “Se puede trabajar fuertemente en captar la mayor cantidad de personas con la primera dosis sabiendo que los intervalos son mínimos y si se difiere unas semanas el refuerzo no es un problema”. Vizzotti aclaró que “eso no es factible con la Sputnik” ya que tiene dos componentes distintos. “Lo que estamos haciendo con el resto de las vacunas es trabajar con el concepto de intervalo mínimo”, agregó.