El Gobierno porteño anunció nuevos controles tras el desborde runner

La Ciudad de Buenos Aires anunció en la tarde del martes nuevas medidas para regular la actividad física y el running en cuarentena, con el objetivo de evitar las aglomeraciones que se vieron el lunes en los principales parques, que incluirán nuevos espacios para correr y calles peatonales.


Tras una recorrida en el hospital Rivadavia, el ministro de salud, Fernán Quiros, explicó junto a su par de Transporte, Juan José Méndez, que habrá aumento de los controles y un dispositivo de ampliación con corte vehicular en los alrededores de plazas y parques, que regirá de 19.30 a 22.


Se trata de 14 kilómetros lineales de nuevo espacio para que se pueda realizar actividad física “de manera segura y para sumar espacios para así lograr el distanciamiento social” que incluirá el eje Sarmiento – Rosedal, Parque Centenario, Parque Lezama, Parque Saavedra, Parque Patricios, Parque Chacabuco, Parque Arenales y Parque Avellaneda.


“Ayer fue el primer día, la gente tenía una necesidad imperiosa de hacer actividad física, lo que nos muestra que la medida fue apropiada”, sostuvo el ministro de Salud, sobre la habilitación de la actividad física de 20 a 8 en la Ciudad, que comenzó a regir desde el día de ayer y que provocó que cientos de personas salieran a ejercitarse sin posibilidad de mantener el distanciamiento social.


“Para el día de hoy(por ayer) vamos a ampliar los lugares donde la gente puede hacer actividad física, vamos a hacer peatonales las calles y avenidas alrededor de los ocho parques, vamos a agregar más gente del Gobierno de la Ciudad para que ordene el espacio público y recomendamos que los que salen a caminar y no corren que usen barbijo”, enumeró el funcionario porteño.


La Ciudad dispondrá agentes de control y 300 voluntarios que van a orientar y asesorar a los corredores en las nuevas medidas de seguridad. Cada parque va a tener su propio coordinador organizando esta tarea.
En tanto, Juan José Méndez reiteró que solo está permitida la actividad física de cercanía en las veredas y plazas del barrio y que “no se puede usar el auto, ni el trasporte público”.


Además, indicaron que para las actividades de baja intensidad, como caminar o andar en bicicleta, es obligatorio el uso de tapabocas. Para quienes salen a correr, solo pueden sacárselo mientras realizan la actividad.


En tanto, la distancia entre personas siempre tiene que ser superior a los dos metros. “Si se sale a caminar, hay que evitar hacerlo por las zonas donde habitualmente corre gente. Y si se sale a correr y hay mucha gente, hay que intentar buscar otra zona”, indicó Quirós.


Además, dejó un mensaje para los habitantes de la Ciudad. “Querermos pedirles a todos que nos ayuden en la parte que puede hacer cada uno, porque debemos cuidarnos entre todos. Le pedimos a la gente que si va caminando y ve mucha gente corriendo, busque otro sector, lo mismo al que corre”, cerró Quirós.