El testimonio de las uruguayenses tras la histórica sanción de la interrupción voluntaria del embarazo

La madrugada de este miércoles no es como cualquier otra, ya que luego de 16 horas de debate, el Senado de la Nación dio sanción definitiva a la Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) en Argentina. En esta histórica noche, La Prensa Federal recogió distintos testimonios de las mujeres que llevaron a cabo la larga e interminable vigilia en la Plaza Ramírez, en medio de emociones, miedos y nervios.

Las mujeres uruguayenses comenzaron a congregarse alrededor de las 19.00 horas de este último martes en la plaza Ramírez, momento en el cual el debate en el Senado ya llevaba aproximadamente tres horas. Según Agustina, “se tenía mucha fe de que este era el momento” que tanto habían esperado las argentinas.

Las chicas cantaban, pero era notorio el nerviosismo y la ansiedad en algunos de los rostros presentes en el lugar, pues claro, el miedo de que se repita el triunfo “celeste” en 2018 que postergó la legalización de la IVE, estaba presente. “Fue una de las desilusiones más grandes de mi vida, tenía muchas esperanzas ese año”, contó a La Prensa Federal una muchacha llamada Valentina.

En lo que respecta al debate, hubo aplausos para numerosos senadores, y en especial, senadoras. Aunque también, -y como era de esperarse-, la indignación se generalizaba cuando era el turno de los miembros de la Cámara Alta que mostraban pañuelos celestes. “Dinosaurios”, fue el término elegido por la gran mayoría para describir a dichos funcionarios.

En ese momento, una de las muchachas presentes, Victoria, admitió que “tenía cierto temor por algunos de los discursos que estábamos escuchando”, ya que los consideraba algo “peligrosos” para el bienestar de la mujer. “Intento no escuchar a los senadores ‘provida’, sobre todo para no indignarme más de lo que estoy”, dijo entre risas -y evidente nerviosismo-.

Fueron pasando las horas, y al mismo tiempo, el ambiente comenzó a alivianar las tensiones: se vislumbraba el triunfo del sector verde. El número de senadores y senadoras que votarían a favor al final de la sesión, era mayor que los negativos. Los fantasmas del 2018 parecían alejarse cada vez más.

Las emociones crecían cuando se acercaba el final del largo debate -de casi 12 horas-, ya que parecía irreversible. La Interrupción Voluntaria del Embarazo será Ley. “Tenía fe, pero todavía no lo puedo creer, me voy a desmayar”, soltó entre risas y algarabía la chica Florencia.

Finalmente, se oficializó el proyecto de ley con una imagen que tanto esperaron ver las feministas uruguayenses, que mostraba ese histórico 38 a 29 definitivo a favor de la legalización de la IVE.

“Es un derecho que conquistamos tras años de lucha, después del 2018 sabíamos que tarde o temprano lograríamos que el aborto deje de ser clandestino e ilegal. Hoy, se puede decir que nunca más, las mujeres morirán ni sufrirán por las malas condiciones y los peligros que representa la clandestinidad”, festejó con lágrimas Juliana.

“El primer paso ya está dado, pero queda mucho por delante”, consideró Abril, ya que “habrá trabas, burocracia, objeciones, como así también falta de logística y financiamiento en hospitales”, aseguró, ya con la cabeza más en frío y pensando en el futuro. “El país está en una situación muy complicada, por lo que no espero que de la noche a la mañana el aborto sea como lo es en países desarrollados”. Cabe destacar que, en algunos casos, países europeos y norteamericanos llevan décadas de ventaja a la Argentina en lo que respecta al tiempo que se legalizó el aborto.

Pero lo importante es que este miércoles quedará en la historia, no solo del feminismo argentino, sino también en la sociedad. A partir de hoy, la interrupción voluntaria del embarazo es legal, es segura, y es gratuita.