En 5 provincias: Controles más rigurosos, menos actividades y tapabocas obligatorios

Las provincias de Formosa, Jujuy, La Pampa, Chubut y Misiones llevaban a mediados del mes pasado entre 20 y 60 días sin nuevos casos de coronavirus gracias a los controles y la política sanitaria local, pero todas todas ellas debieron volver a cero en el conteo porque aparecieron personas infectadas en las últimas semanas.

Jujuy: La provincia es una de las que llevaban a mediados del mes pasado entre 20 y 60 días sin nuevos casos de coronavirus gracias a los controles y la política sanitaria local, pero debieron volver a cero en el conteo porque aparecieron personas infectadas. Foto: Edgardo Varela/Télam/amb 29062020


Hasta que el 9 de junio se detectó el primer caso de coronavirus en Formosa, la provincia se había mantenido durante casi tres meses al margen de la pandemia y había avanzado en la habilitación de actividades comerciales y de recreación.


Sin embargo, en la última semana y ante el aumento de los casos, el intendente de la ciudad capital, Jorge Jofré, sancionó una ordenanza donde establece que las empresas distribuidoras de mercadería que ingresan a la ciudad desde otras provincias o países donde existe circulación viral de coronavirus deberán tener un punto de acopio para “evitar el recorrido en la ciudad”.


Otro tanto sucedió en Jujuy, una de las provincias que más actividades venía autorizando, entre ellas el turismo interno y un plan optativo para el regreso escalonado de las actividades presenciales en las escuelas, pero desde 19 de junio toda la provincia regresó a la fase 1 del aislamiento, en línea con lo que se había dispuesto para el Gran Jujuy dos días antes.

Jujuy: La provincia es una de las que llevaban a mediados del mes pasado entre 20 y 60 días sin nuevos casos de coronavirus gracias a los controles y la política sanitaria local, pero debieron volver a cero en el conteo porque aparecieron personas infectadas. Foto: Edgardo Varela/Télam/amb 29062020


Las autoridades pusieron en marcha planes como el testeo Centinela y 360 Aleatorio, además de poner en funcionamiento cinco hospitales de campaña, para llevar adelante el control epidemiológico sanitario de cada lugar. Además, reafirmaron la estrategia de controles estrictos con la realización de test, en la frontera con Bolivia y en el límite con Salta.


En La Pampa, las medidas de control habían sido efectivas hasta que hace dos semanas un camionero se sometió voluntariamente a un test de detección de coronavirus luego de una charla informativa y dio positivo: el contador, que en ese momento llevaba más de 60 días sin pacientes, volvió a cero.


Si bien no hubo más casos que el de este transportista y su esposa, el gobernador de la Pampa, Sergio Ziliotto resolvió prohibir la circulación después desde la 1.30 a las 7, restringió el horario en los encuentros sociales, y reforzó las medidas de control.


Chubut fue una de las primeras provincias en anunciar la cuarentena estricta y se mantuvo por casi 30 días sin afectados por la Covid-19, lo que había entusiasmado a las autoridades tras dejar atrás dos ciclos de contagios sin casos.


Sin embargo, la aparición de un taxista en Trelew que transmitió la enfermedad a varios parientes, sumado en pocos días a los marineros de un pesquero cuya tripulación de 10 hombres debieron ser internados en Comodoro Rivadavia, hicieron aumentar de manera vertiginosa la cantidad de pacientes, con el saldo de una víctima fatal.


Por último, Misiones registra 39 casos confirmados y 3 fallecidos, por lo que el gobierno provincial remarcó la necesidad de seguir sosteniendo las medidas de prevención, como el distanciamiento social y el uso obligatorio de barbijos. Sin embargo la preocupación sigue estando, en los puntos fronterizos con Brasil.