Estafadores al teléfono : Recuerdan cómo prevenir “cuentos del tío”, tras nuevos engaños

Ante llamados telefónicos que trascendieron a través de las redes sociales, desde la dependencia policial de Villa Elisa instaron a la población a “estar atenta y tomar los recaudos necesarios”, al momento de brindar datos que puedan ser utilizados para cometer algún tipo de ilícito.

Consultado el jefe de la comisaría elisense, Victorio Pérez, confirmó que en las últimas horas un vecino radicó una denuncia policial tras caer en la trampa: transfirió 20 mil pesos a modo de adelanto, destinados a una presunta transacción de compra-venta de una camioneta a alguien que no conocía personalmente, cuyo negocio se había iniciado vía redes sociales y continuó luego en forma telefónica.

“Estas personas inescrupulosas buscan principalmente personas de edad avanzada, aprovechándose de su vulnerabilidad, utilizando ardid o engaños para realizar su cometido”. En algunos casos, “haciéndose pasar por empleados de alguna entidad bancaria, financiera, por familiares (nietos o hijos) o amigos, entablando en escasos minutos una situación de confianza, adquiriendo de esta forma información por mínima que fuera que termina siendo involuntariamente suministrada por la víctima”.

Asimismo, el comisario Pérez confió que la fuerza policial tomó conocimiento de otro caso de similares características que estuvo a punto de consumarse, pero la persona que estaba siendo estafada fue advertida a tiempo para dejar sin efecto los pasos administrativos que le requerían para avanzar en el trámite.

Cómo evitar caer en el engaño

A través de la Jefatura Departamental de Policía Colón, desde la comisaría elisense recomendaron “por ningún motivo entregar efectos de valor o dinero en efectivo a personas que no conozca o información alguna”, ante cualquier llamado telefónico de este tipo.

De surgir una situación como ésta, “estar alerta, cortar comunicaciones y corroborar la veracidad de lo que le manifiestan, consultando algún familiar, vecino o amigo de confianza”, aconsejaron.

 También, “comunicándose al número de emergencia 101, en donde el personal policial las 24 horas atenderá y evacuará las solicitudes o dudas que puedan surgir, asesorando a cualquier ciudadano con alguna inquietud”, sugirieron.

La “enamoró” a través de las redes sociales y terminó robándole 100 mil pesos La contactó un hombre, a través de las redes sociales, y la relación se fue profundizando. Le dijo que había enviudado. Se presentó como una persona de Estados Unidos, actualmente radicado en Siria, por cuestiones laborales. Usando un ardid, logró que le depositara más de $100.000 y desapareció. La Policía de Seguí, junto a la División Delitos Económicos, trabajan para esclarecer el engaño que perjudicó económicamente a una mujer de la ciudad del departamento Paraná, aprovechándose de la vulnerabilidad emocional a la que fue conducida. Avanzada las charlas, se fue afianzando la confianza y se estrechó un cierto vínculo, al punto que el hombre le aseguró a la “seguiense” que era la mujer que buscaba para ser la madre de sus hijos. En ese contexto, le hizo saber que le había enviado una acaudalada suma de dinero -con la promesa de luego venirse-. Tras ello, otra persona se comunicó con la damnificada, aduciendo ser el contador del pretendiente. Le planteó a la mujer que había inconvenientes en Aduana y que el envío había sido bloqueado en Ezeiza, pudiendo solucionar el problema pagando una serie de impuestos. La denunciante abonó algo más de $100.000 por estos conceptos, no recibiendo ningún fondo y perdiendo contacto con las personas que intervinieron en el engaño. Las buenas y serias intenciones se diluyeron, siendo además de una complicación económica, un tremendo impacto psicológico para la señora, según describe. “Lamentablemente las redes sociales siguen siendo un canal de fácil contacto con las víctimas, por eso ponemos énfasis en recomendar medidas de prevención para la comunidad”, manifestó el subcomisario Hernán Ortega y agregó: “Este tipo de hechos tiene la complejidad de que se utilizan perfiles falsos, se suministran datos que son inexactos con la realidad de quien comete la estafa. No obstante, se está analizando todo el material virtual con el que se dispone, a través de Delitos Informáticos”. El jefe de Delitos Económicos, Javier González, expresó que “se repite el común denominador, que es acceder a la persona persuadiendo su estado emocional. Se aprovechan de ciertas situaciones y se quedan con patrimonio de las víctimas, con lo que cada damnificado puede llegar a aportarles. Una vez alcanzado ese objetivo, prontamente estas personas se dan a la fuga, desaparecen, se retiran en forma imprevista y es ahí donde se tipifica el engaño. Defraudan la proposición que hubo inicialmente”, explicó.