Funcionarias nacionales destacan la Ley de Paridad de Género en la provincia como una política concreta de igualdad

Tras la sanción de la Ley de Paridad de Género Integral, la presidenta de Agua y Saneamientos Argentinos S.A. (AySA), Malena Galmarini y la presidenta del INADI, Victoria Donda, celebraron la instancia porque es una provincia que se suma a la igualdad de las mujeres en la política y en la sociedad.

Galmarini, dijo que se trata de una Ley “superadora de todas las leyes que salieron”. En ese orden, dijo que “ya dos tercios del país tienen normas provinciales más allá de que hay algunas provincias tienen para los municipios. Nosotros creemos que hay que llegar a todas las provincias”.

En la oportunidad, Galmarini, dirigió un mensaje a los gobernadores y dijo: “Quiero interpelar a las gobernadoras y gobernadores de aquellas provincias donde todavía no tengan una Ley. Esta Ley mitiga y repara. Digo repara aquellas acciones que hicieron durante tanto tiempo, durante dos siglos en la argentina, que las mujeres no tengamos el lugar que nos corresponde. No es el lugar que nos merecemos, es el que nos corresponde”.

En ese orden, dijo estar de acuerdo con “que tienen que llegar las más idóneas, también los más idóneos y si siempre llegan los varones es falaz creer que no hay mujeres idóneas, que no hay mujeres capacitadas, que no hay mujeres formadas. Por lo tanto creo que lo que hay que hacer es poner una base de igualdad para después sí equiparar de acuerdo a las capacidades, a la formación. Pero si no hay posibilidades, si no hay oportunidades es difícil que las mujeres lleguemos.”

En ese sentido se refirió a la historia de las mujeres en la política y dijo:”Es cierto que hubo una mujer que fue dos veces presidenta de la Nación, que hoy es vicepresidenta. Es cierto que hubo una Presidenta luego de haber sido vice presidenta. Ahora, hubo 54 presidentes en la Argentina y sólo dos mujeres llegaron a la primera magistratura. Por lo tanto me parece que hay que tener en claro que hay abrir los espacios, ampliar la mirada.”

“Somos la mitad de la población en la Argentina y en el mundo y entonces vamos a lograr un mundo mejor, una Argentina más democrática, más igualitaria, más justa si compartimos hombres, mujeres y otras diversidades, otros géneros, la toma de decisiones para avanzar en el desarrollo de la sociedad Argentina”, precisó.

Por su parte la titular del INADI, Victoria Donda dijo que “no le sorprendió” la decisión porque “ustedes tienen un gobernador que venía peleando por esta Ley, previa a esta cuestión que ya demostró con la conformación del gabinete y con su elección de Laura Stratta para la fórmula su voluntad de construir un Estado más paritario”.

“Se necesita voluntad política para transformar la realidad y eso es lo que hay en este gobierno”, destacó.

En ese orden, celebró la instancia “porque es una provincia más que se suma en una política concreta y que tiene que ver con la igualdad de las mujeres no sólo en la política, sino en la sociedad”, sostuvo.

“Las mujeres llegamos a la política para transformar en sociedad y eso se ha demostrado en cada intervención que tenemos”, agregó.

En ese sentido, adelantó que “la idea es avanzar en cada una de las provincias del país, pero que va a depender también de la legislatura de cada provincia”.

Sobre la importancia de la sanción de esta Ley, Donda, dijo que “necesitamos sancionar estas leyes porque vivimos en un país donde todavía no tenemos igualdad”, indicó y agregó: “Bueno el número más concreto es una mujer muerta cada 23 horas. Esto lo que demuestra son los niveles de desigualdad, pero no es el único número que tenemos para mostrar. La brecha salarial entre un 26 y 30 por ciento en todo el país muestra que las mujeres todavía no estamos en un pie de igualdad”, precisó.

“La entrada de la mujer a la política en una situación de paridad lo que hace es transformar la política, pero también transformar la realidad”, aseguró.

En ese orden, sostuvo que “primero la aplicación de estas leyes es como de las más directas. El problema luego es resolver esos problemas que vemos en el territorio y que se van a seguir ocurriendo, porque las leyes no transforman mágicamente la realidad. Lo que necesitamos son hombres y mujeres comprometidos con la realidad para trasformarla”.

En ese marco, ejemplificó: “Por ejemplo: leyes que concretamente resuelvan uno de los problemas más importantes que tenemos las mujeres, que es la situación de no poder acceder a iguales trabajos en igual salario por la carga de cuidados que tenemos. Las tareas de cuidado están casi exclusivamente a cargo de las mujeres y esto es una de las desigualdades más importantes a la hora de poder hablar de igualdad”, sostuvo.

Consultada por la prensa sobre qué Ley pondría en debate de estar a su alcance dijo: “La primera ley, una deuda, nosotros tenemos dos pilares de desigualdad; una que no podemos planificar nuestra vida porque no tenemos libertad sobre nuestro cuerpo y yo soy una convencida que hay que sancionar una ley de interrupción voluntaria del embarazo y la otra es una ley que reconozca a las tareas de cuidado, que las reconozca laboralmente, porque la realidad es que las mujeres le destinado el triple del tiempo a esas tareas, aun en igualdad de condiciones. Se ha demostrado que una mujer cuando está desocupada trabaja tres veces más que un hombre desocupado en las tareas de cuidado”, finalizó.