Fútbol argentino: La deuda de los clubes de Primera División

Sin lugar a dudas la pandemia ha afectado a todas las instituciones deportivas del mundo, sin importar la disciplina y la división en la que se encuentren. En Argentina, más allá de que varios clubes arrastran deudas desde hace ya varios años -incluso décadas-, el contexto pandémico empeoró los números de la gran mayoría de los clubes.

Los datos de las deudas surgen de la Central de Deudores del Banco Central, en relación con el Sistema Financiero de los clubes, respecto a Julio de 2020. En el informe, se muestra en detalle cómo todas las entidades de nuestro país registran deudas impresionantes, con una sola excepción, Patronato.

El ranking no refleja la deuda que los clubes puedan llegar a tener con sus acreedores, jugadores, sueldos, etc. Solo refleja lo informado en el sistema financiero. Por ejemplo, si una institución le adeuda plata a un jugador, esto no se ve reflejado en el informe.

River y San Lorenzo lideran esta tabla de la desgracia. Los del Bajo Flores tienen menor deuda que los Millonarios -412.276.000 pesos-, pero mayor cantidad en cheques rechazados -$359.252.101-, por lo que tiene mayor total que River, que cuenta con una deuda bancaria de 596.964.000 pesos y $870.988 en cheques rechazados.

En tanto, dentro de los denominados “grandes”, Boca es el que mejor se posiciona, ya que se encuentra en el puesto 16 con solamente $2.343.000, pero por sobre todo, sin cheques rechazados.

Por el lado de Avellaneda, Racing aparece décimo con $30.145.000 y con 541.572 en cheques rechazados. A su vez, Independiente está sexto, con 57.512.000 de pesos adeudados, y con un monto total de cheques rechazados de $94.946.734, lo que arroja un total de $122.458.734.

Completan los primeros puestos, Estudiantes de La Plata en el tercero ($346.282.823), Rosario Central en el cuarto ($236.646.550) y Vélez ($137.423.000) en el quinto. En el caso del Pincha, la gran deuda se tomó del Banco Itaú, y se utilizó para la construcción de su nuevo Estadio Uno. Además, los platenses y Vélez no registran cheques rechazados, un gran indicador económico a la hora de analizar estas cuestiones.