Histórica locomotora llega al Ferroclub de nuestra ciudad

Este Fin de Semana quedará marcado para siempre en la Historia de Ferroclub local, ya que por primera vez desde hace tiempo se recibió una nueva Locomotora que servirá para incrementar el Parque Tractivo y mejorar las prestaciones ejecutadas sobre el Ramal Central desde Zárate a Garupá.

Dicha Locomotora, Diesel-Eléctrica, es una GT26CW-3 que al igual que las demás GT26 de nuestro Ferrocarril posee una historia muy particular.

Y es que esta Locomotora llegó al país a principios de la década de 1970 como GT22 y funcionó por más de 30 años, prestando diferentes funciones dentro del emblemático ferrocarril “Gral. Manuel Belgrano” (FCGMB) y su trocha de 1000MM, recorriendo de esa forma paisajes muy característicos de nuestra geografía como aquellos que se ven en el Ramal C-14, del “Tren a las Nubes”.

Su vida activa en los 1000MM terminó cuando quedó abandonada junto a otras en los talleres de Alta Córdoba, a la espera de iniciar una nueva vida que inició en 2013 cuando es rescatada y llevada a la ciudad de Ferreyra, donde en la Empresa MATERFER es restaurada y modernizada, incorporándole el Motor de una Locomotora Norteamericana SD-40 de 16 Cilindros y un acabado estético ligado a Yacimientos Petrolíferos Fiscales (YPF), empresa para la cual trabajó desde 2014 en adelante corriendo operativos sobre las vías del Ferrocarril “Gral. Domingo Faustino Sarmiento” (FCGDFSM) y el Ferrocarril “Gral. Julio Argentino Roca” (FCGR). }

Su cambio de Motor y estructura interna hizo que pase a ser GT26CW-3: ¡Toda una bestia de las Pampas!

Lo cierto es que tras muchos años en funcionamiento presentó problemas técnicos que imposibilitaron su circulación e hicieron apartarla en los talleres Spurr de Bahía Blanca, pertenecientes al operador privado “Ferroexpreso Pampeano”.

Sin dar los resultados que se esperaban, hace poco esta locomotora empezó a moverse a través de diferentes lugares, siendo el último los talleres que Trenes Argentinos posee la ciudad de Rufino (Santa Fe). Allí estuvo desde diciembre hasta hoy, cuando después de muchos rumores se confirmó que sería destinada a nuestra Red Mesopotámica, donde operará bajo la Trocha de 1435MM. Todo un suceso histórico en su historia y la historia de este modelo, que aquí en Argentina ha conocido todos los ferrocarriles que hacen a nuestra red nacional.

Y acá la vemos a nuestra nueva “Bicha” llegando a nuestro FCGU tan querido y azotado en los últimos años, que poco a poco se recupera con la incorporación de esta locomotora que deberá ser examinada y recuperada por los talleres de Concordia y sus “Magos”, capaces de devolver a la vida a esta belleza. Por eso hoy, decimos con mucha alegría: ¡Bienvenida, 9703!

(Prensa Ferroclub Concepción del Uruguay)