Intento de femicidio en Viale: La mujer victima que fue quemada con aceite contó lo que vivió

Desde el Hospital Castilla Mira de Viale, donde se encuentra internada luego de ser brutalmente agredida por su exnovio, Priscila decidió hablar.

La joven fue rociada con aceite caliente por su expareja, Román Aguilar, que además le rompió los anteojos y el celular. Pese a la grave denuncia, el acusado del intento de femicidio no está detenido e irá a declarar recién el miércoles por la mañana a la Unidad Fiscal de Violencia de Género del Poder Judicial.

“Me dijo que vaya a la casa porque me iba a dar la cuota del nene. Cuando me acerqué para firmar un recibo, me tiró aceite caliente. Después me quise ir, estaba la puerta con llave, me sacó el teléfono, lo tiró, le pegó con una maza y me sacó los anteojos. Mi hijo presenció todo, estaba en shock”, indicó la joven. Y apuntó: “Yo tenía miedo de ir, pero me confié pensando que se iba a poner las pilas”.

Priscila y Aguilar estaban casados, pero ella decidió abandonar la relación en septiembre de 2021: “No podía llegar tarde de trabajar, no podía juntarme con amigas, no podía hacer nada. Me decía que tenía estar en la casa y que él se ponía mal por lo que yo hacía. Me fui y me hizo un montón de cosas, pero nunca imaginé que iba a llegar a esto”.

La muchacha dijo además que ya había denunciado a su exmarido: “La primera denuncia fue hace más de un año. Él ya me había roto cosas. Se enojaba por cualquier cosa, se cegaba y me decía todo. Trataba de defenderme, me tenía que ir. Me decía que mi familia me iba a dejar sola, que me convenía estar con él, me manipulaba”. Luego, hubo una segunda demanda: “Me llamaron de la Municipalidad, hubo un seguimiento. Me ofrecieron un botón antipánico, pero no me lo dieron. Me da miedo, porque el otro día se me apareció a las 11 de la noche. Sabe mis horarios, sabe todo”, dijo.

Se suspendió audiencia de imputación

Aguilar dijo estar descompuesto y producto de esa situación, se retiró de la sala de audiencias en la que se debía resolver su situación procesal. Debido a ese imprevisto en la salud mental del principal acusado por el violento ataque a Priscila, la audiencia de imputación y prisión preventiva que estaba prevista para este martes, fue suspendida.

“Ante el riesgo, se dispuso una internación provisional en el Hospital Escuela, es decir que irá con custodia, durante 48 horas, para lograr estabilizar ese cuadro”, comunicó el fiscal de la Unidad Fiscal de Violencia de Género, Pablo Zoff. Según explicó, “se necesita que él esté en condiciones psicológicas de poder asistir a la audiencia y ejercer su defensa”.

“Si en esas 48 horas no se lograra un informe médico, ese día será trasladado para que sea nuevamente evaluado por el médico forense que intervino y sea éste quien nos diga si ya está en condiciones o no”, aclaró.

Consultado al fiscal por qué Aguilar no fue detenido y continúa en libertad, éste aclaró: “La regla en cualquier proceso indica que a los imputados se los cita, salvo que existan elementos para presumir que asistirá, pero él concurrió ayer para ponerse a disposición de la Justicia y lo hizo hoy en libertad para recibir la declaración de imputado y luego a la audiencia para la que se lo notificó”.

“Ante esa buena conducta procesal, yo no tenía argumentos para sostener una detención a los fines de someterlo al acto; lo que no quita que mi intención como Ministerio Público Fiscal fuera solicitar la prisión preventiva efectiva por 30 días en la audiencia que no se pudo realizar”, aclaró Zoff.