Juicio por Julieta Riera: Médicos afirmaron que Christe tenía lesiones compatibles con rasguños

La tercera jornada del juicio por jurados a Jorge Julián Christe, quién se encuentra imputado del femicidio de su pareja, Julieta Riera, en abril de 2020, tuvo el testimonio de tres médicos que actuaron en diferencias instancias de la causa.

Riera cayó del octavo piso del edificio en el cual vivía con Christe, ubicado sobre la Peatonal San Martín, frente a la Plaza 1º de Mayo de Paraná.

Para la acusación pública y privada (los fiscales Ignacio Aramberry y Patricia Yedro, y la querellante Corina Beisel), Christe asfixió a la chica en un contexto de violencia de género y la tiró inconsciente del balcón. En tanto, para la defensa particular (los abogados Franco Azziani Cánepa y Ladislao Uzín Olleros), la caída de Riera fue un mero accidente.

El primero de los testimonios fue el del médico de la Policía, Francisco Rafael Carmagnac Villarroel, declaró acerca del informe que presentó en el caso tras su intervención en el hecho. Fue el primer doctor el llegar a la escena.

El cuerpo de la víctima

El profesional que trabaja en la Policía desde octubre de 2017 contó que cuando llegó al edificio del Instituto del Seguro, tuvo que subir al segundo piso, salir a una terraza y evaluar el cuerpo de la joven fallecida. “Miré la posición en la que estaba, si presentaba signos de lesión o lesiones externas”, dijo y agregó que “se encontraba con la cabeza sobre una baranda”.

Además, aclaró que “dado que a esa hora estaba oscuro, hablé con el Policía que estaba tomando fotografías para que no se contamine la escena. Pedí envolver las manos y el traslado a la morgue porque la oscuridad dificultaba el trabajo”, dijo Carmagnac Villarroel.

Lesiones de Christe

El medio contó que revisó a Christe, ante el fiscal y el fotógrafo policial. “Le pedí que se desvistiera. Vi lesiones y llamé al fiscal y el fotógrafo de la Policía”, dijo y agregó que el acusado, “tenía un hematoma en el tórax, una escoriación o raspón en el lateral superior izquierdo del muslo y una equimosis lineal periocular (cerca del ojo derecho y región izquierda) y una equimosis en la parte superior del abdomen, como también, múltiples equimosis en brazo y hombro izquierdo, y otras, en el ante brazo derecho”.

Se trata de lesiones superficiales, que Christe presentaba cerca de su ojo derecho, en la parte anterior de su brazo derecho, en el abdomen (cerca del ombligo) y varias en la parte superior del brazo izquierdo, desde el hombro hacia abajo. El médico sostuvo ante la consulta del fiscal que “podrían corresponder a lesiones provocadas por las uñas”, afirmó el doctor Carmagnac Villarroel, según pudo confirmar Elonce.

También verificó que Christe tenía una lesión, con pérdida superficial de la piel en su mano derecha, más precisamente, entre su tercero (medio) y el cuarto dedo (anular). A su vez explicó, que dicha lesión puede producirse tras un golpe contra una superficie dura o incluso, un diente. Pero aclaró que no es una causa específica.

Christe también presentaba “múltiples escoriaciones en la pierna izquierda”, en la zona del cuádriceps.

Todas las lesiones de Christe, databan de “algunas horas”, excepto, un hematoma en su torso, que “tenía una evolución mayor de tiempo, alrededor de unas 48 horas”, especificó el médico.

Evaluación de la defensa

Por su parte, la defensa del Christe se centró en las lesiones que presentaba Julieta Riera en sus manos, el médico legista Delgado, que integra el equipo defensor, intentó cuestionar al doctor Carmagnac Villarroel, por no realizar una evaluación preliminar del cuerpo en el lugar donde fue hallado. Además, lo consultó debido a que no advirtió las escoriaciones de Riera presentaba en sus nudillos. Al respecto, el médico de la policía que actuó en la escena sostuvo que “no estaban dadas las condiciones para notar esas lesiones en el lugar” por el lugar en el que quedó el cuerpo y la falta de luz.

Objeciones

Posteriormente, el médico legista Delgado, se refirió a las lesiones que constató el doctor Carmagnac Villarroel. En las consultas al médico de la policía, interrogó sobre el tiempo de las lesiones que presentaba Christe. Pero fue varias veces cuestionado por el Juez debido a la forma en que realizó sus preguntas y la insistencia en introducir elementos que el profesional de la Policía, no había plasmado en su informe. Tal situación, fue blanco de varias objeciones por parte de los fiscales, las cuales fueron aceptadas por médico.

Christe se retiró

Antes de comenzar con el testimonio de la médica traumatóloga de la Policía, Silvina María del Rosario Bauman, el acusado Julián Christe pidió retirarse de la audiencia, debido a que se iban a exhibir fotografías de Julieta Riera que podían afectar su sensibilidad.

El juez se lo permitió a Christe y consultó a los tres familiares presentes de Riera, si querían retirarse por la misma razón, pero tanto la madre de Riera, como los otros dos familiares, decidieron quedarse en la audiencia.

Sospechas

La doctora Bauman dijo que evaluó a Christe el 30 de abril durante la mañana. La revisión consistió en ver si tenía lesiones visibles y se le extrajo sangre y orina para los análisis, a pedido del fiscal.

La traumatóloga que hace tres años trabaja para la fuerza entrerriana, contó “Christe tenía golpes, escoriaciones y posibles rasguños”, dijo y aclaró que “no podemos decir exactamente que sean rasguños, pero si lo podemos sospechar por el tipo de lesión”.

Asimismo, relató que “había hematomas, en el hombro y equimosis, que son como moretones”, señaló ante la consulta del fiscal Arramberri.

Testimonio del forense

El médico forense Juan Bertozzi contó que examinó a Christe cuando fue alojado en Alcaidía de Tribunales. “Pudimos determinar que su estado mental en ese momento era lúcido, vigil, que comprendía. Estaba perfectamente lúcido”.

“Pudimos constatar lesiones. Recuerdo que tenía un hematoma, equimosis, un golpe común como de una patada en un partido de fútbol, escoriaciones que son lesiones superficiales de la piel compatibles con rasguño. Y había un tercer tipo de lesión en un nudillo, en el dedo medio mayor de la mano derecha, un golpe contuso cortante que se produce cuando hay violencia. Es decir que ha golpeado el nudillo contra algo duro”, subrayó.

Lesiones recientes

Al igual que los profesionales que le precedieron, Bertozzi, afirmó que se trataba de “lesiones recientes, de menos de 24 horas”.

“Mi hipótesis es que Christe se lesionó el nudillo con un diente. Tenía lesiones en el tórax porque recibió un golpe contundente con un puño o con otra cosa y tenía rasguños. Esto pasa generalmente cuando el agresor intenta sostener o reducir a la víctima, ahí vienen las lesiones como las que se ven en el cuerpo de Christe”, esgrimió.

Contra un diente

Dijo también que Fiscalía le pidió determinar la visión de Julieta Riera. “Su visión era mínima, sin anteojos o lentes de contacto veía bultos con la luz prendida”. “Recuerdo haber visto los lentes de ella debajo del sillón”.

Sobre la conducta de Christe al momento del examen, el médico dijo que “estaba agresivo”. “La impresión que tengo según mi experiencia de la lesión que tenía en el nudillo, es que se produjo contra un diente, porque lo vemos en las peleas. Esto no es una ciencia exacta. Pero en el contexto que estaban (no me quedan duda que hubo violencia), ese golpe en ese lugar es de puño”.

Lesiones y asfixia

Según el examen anátomo patológico, Christe comprimió el cuello de Julieta Riera antes de arrojarla por el balcón. Mónica Martínez Puppo, médica especializada en esta área, señaló las lesiones en el block laríngeo, indicó Análisis. “Mi informe macroscópico halló a ambos lados, áreas congestivas con predominio en el lado izquierdo”, puntualizó la profesional en referencia una supuesta compresión.

“Esto se observa con los cambios de coloraciones. Las áreas congestivas de color rojizo que compromete las estructuras vasculares, quiere decir que ese proceso ha sido mientras la persona estaba con vida. Las lesiones halladas se produjeron cuando la persona tenía vida”, subrayó.

Martínez Puppo también señaló lesión pulmonar “por aumento de presión de aire”, dijo y aclaró que “puede corresponderse con asfixia, había un enfisema pulmonar”.