La provincia continúa con el monitoreo y control de la caza menor

Con la aprobación de la resolución 1099/22, la Dirección de Recursos Naturales reafirmó su compromiso de continuar con el cumplimiento de dicha norma en el marco de la ley provincial de caza Nº 4841 y seguir con su plan de monitoreo y fiscalización en todo el territorio provincial.

La Dirección de Recursos Naturales, como autoridad de aplicación de esa ley provincial de caza, determina para el caso de la caza deportiva, el ámbito geográfico y temporal en que quedan habilitadas las temporadas de caza. Por lo tanto se fijan límites temporales, con una veda por zonas y especies permitidas y rotación de las mismas, rigiendo como regla la ventana temporal establecida en la propia norma que expresamente manifiesta: “Establézcase el período de veda absoluto durante un lapso comprendido entre dos fechas”.

En la provincia, la temporada de caza deportiva menor se establece anualmente hace más de 50 años, mediante resoluciones de la Dirección de Recursos Naturales.

El 14 de mayo, el Estado provincial mediante la resolución N°1099/22 habilitó la caza deportiva menor en Entre Ríos, que contempla una veda por zonas y especies permitidas en el marco de la emergencia hídrica que afecta la cuenca del río Paraná, finalizando la misma el próximo 15 de agosto de este año.

La normativa no permite la caza comercial de liebres, perdices ni patos; pero sí la caza deportiva menor, habilitando sólo algunas zonas de la provincia donde quedan excluidas la zona del delta del Paraná y las áreas naturales protegidas.

El establecimiento de temporadas de caza deportiva menor o actividades cinegéticas, es consensuada entre las provincias que poseen las mismas especies, hábitat o latitudes y que, junto con el Ministerio de Medio Ambiente de la Nación, conforman el Ente Coordinador Interjurisdiccional de Fauna (ECIF).

Por lo tanto todo este tipo de medidas son trabajadas de modo interinstitucional: participan organismos ambientales, del sector productivo e instituciones de otras provincias y entre todos se llega a un consenso para llevar adelante el cumplimiento de este tipo de normativas.

El Estado provincial se mantiene abierto al diálogo con diferentes ONGs y asociaciones ambientalistas entrerrianas donde se discuten temas referentes a la conservación de la fauna autóctona y su relación con las actividades productivas.

En este sentido, la Dirección de Recursos Naturales es receptiva en el marco de la normativa ambiental vigente a toda información adicional que hagan asociaciones ambientalistas o centros de observación de aves que colaboran activamente con el Estado provincial en la concientización y la conservación de especies autóctonas de la fauna provincial.

Evaluaciones y decisiones conjuntas

El estado de emergencia hídrica declarado por decreto presidencial N°482 del 24 de julio de 2021, devino en una reunión específica celebrada el 28 de abril de 2022, sobre “Anatidos de interés cinegético”, entre autoridades y técnicos especialistas de las provincias que conforman el Ente Coordinador Interjurisdiccional de Fauna (ECIF) -entre ellas Entre Ríos-, y autoridades de la Dirección Nacional de Biodiversidad del Ministerio de Medio Ambiente de la Nación.

En esa oportunidad, la provincia de Entre Ríos expuso sus estudios técnicos, marco normativo y se debatió con el resto de las provincias sobre las reducciones del máximo permitido de piezas de anatidas -aves usualmente migratorias que suelen vivir en las proximidades del agua-; por especie, cazador deportivo y excursión para desarrollar la temporada actual de caza deportiva menor.

En este mismo ámbito interjurisdiccional, autoridades y técnicos del Ministerio de Ambiente de la provincia de Santa Fe, comunicaron que mediante resolución N°101/22 se habilitaba en ciertos departamentos de la provincia de Santa Fe, la temporada 2022 de caza deportiva de anatidas “patos”. Misma medida, realizaron también las autoridades de la provincia de Corrientes por disposición Nº245/22 de la Dirección de Recursos Naturales, la que habilitó las temporadas de caza menor y mayor para el año 2022, permitiendo por ejemplo una cantidad máxima por persona y jornada de caza de ocho patos de cualquier especie a excepción del Pato Real o Criollo (Cairina moschata) y del Pato Crestudo (Sarkidiornis melanotos).

En otro orden, con igual criterio de gestión y desarrollo ecosistémico regional, el área técnica de Fauna de la Dirección de Recursos Naturales de la provincia de Entre Ríos intercambió experiencias, información y monitoreos poblacionales con técnicos de la Secretaría de Ambientes del Chaco y con técnicos del Ministerio de Ambiente de la República Oriental de Uruguay (R.O.U), que también cuentan con normativas específicas.

En Entre Ríos, la Caza Deportiva Menor habilitada es sectorizada y ocupa no más del 29 % de la geografía entrerriana. Los departamentos donde existe veda total son Paraná, Diamante, Federal, Concordia, Colón, San Salvador e Islas del Ibicuy; también en las Áreas Naturales Protegidas y en la superficie de la Reserva de Salto Grande.

Habilitaciones y procedimientos

Quien realiza la actividad de caza debe tener lo que se denomina un “Permiso de Caza”, el cual debe gestionarse en los diferentes Puestos Camineros de la Policía de Entre Ríos, ubicados en los accesos a la provincia -como Brazo Largo, Victoria ó Túnel Subfluvial-, o bien en la oficina de la Dirección General de Fiscalización en la ciudad de Paraná, España 33.

Esta práctica conlleva una hoja de ruta, que se encuentra ligada a la autorización del propietario del campo o inmueble donde se va a realizar la actividad deportiva y a las autoridades policiales y de control. La misma está sujeta a horarios diurnos y respetando la convivencia con los moradores que han dado el consentimiento.

Existen establecimientos rurales específicamente habilitados para el Turismo Cinegético – denominación que reciben estas prácticas-; y se trata de operadores turísticos que se dedican a guiar y ofrecer espacios para los cazadores deportivos.

En relación a esta actividad y respecto al procedimiento de fiscalización de esta práctica, días atrás personal de la Dirección General de Fiscalización de la provincia fue notificada de una actividad de caza menor que estaba desarrollándose en la zona conocida como Picada del Gato, departamento Gualeguaychú.

Allí se constató que los responsables de la empresa que estaba brindando servicios de turismo aventura a extranjeros estadounidenses no tenían la documentación de habilitación que aprueba para estos casos, la Dirección de Recursos Naturales de la provincia -luego de una evaluación exhaustiva necesaria para desarrollar esta actividad-.

De esta manera, se procedió al secuestro preventivo de armas a la mencionada empresa y se realizó el acta de infracción correspondiente por infringir la norma.

Cabe destacar que el trabajo de fiscalización y control es un tarea articulada entre distintos organismos provinciales tales como la Policía de Entre Ríos y la Dirección de Prevención de Delitos Rurales, quienes están facultados con poder de Policía para el control de todas las condiciones inherentes a la Caza -tanto mayor como menor- y son entes auxiliares que trabajan de modo articulado con la Dirección General de Fiscalización y la Dirección de Recursos Naturales -ambos dependientes de la Secretaría de Agricultura y Ganadería del Ministerio de Producción de la provincia, para garantizar el cumplimiento de las normativas provinciales.

Se informa que quienes quieran realizar denuncias o dar aviso respecto a alguna irregularidad vinculada a la caza menor, deben comunicarse al (343) 4207882 o 4208897.