La provincia destacó la celebración de San Baltazar que se llevó a cabo en la ciudad

Bajo controles sanitarios y respetando las distancias requeridas para la seguridad de los participantes, la Secretaría de Cultura de la provincia y la Dirección de Cultura de Concepción del Uruguay llevaron a cabo la celebración de San Baltazar en la costa del Río de los Pájaros.

“La actividad se inscribe en la necesidad de hacer visibles ritos y prácticas de distintas colectividades que habitan nuestra provincia, esto genera que se refuercen los derechos culturales y se ponga en relieve la multiculturalidad que habita Entre Ríos”, explicó el director de Formación y Diversidad Cultural de la provincia, Federico Prieto.

El ritual se llevó a cabo en el Balneario Camping Banco Pelay. Una cuerda de tambores e integrantes de la organización EntreAfros sensibilizaron a quienes se dieron cita para ofrendar una flor al río con motivo de la tradición afrodescendiente a San Baltazar.

Estuvieron presentes el intendente de Concepción del Uruguay, Martín Oliva; Guillermo Lugrin y Atahualpa Puchulu, representando a la Dirección de Cultura municipal; y María Laura Saad, directora de Turismo.

Baltazar, el Santo Cambá

Según el Santoral Católico, el 6 de enero la Iglesia católica celebra a Los Santos Reyes. En gran parte del país, La Fiesta de Reyes se centra en una celebración directamente relacionada con el nacimiento de Jesús. Ahora bien, también la Fiesta de Reyes ha adquirido otras veneraciones.

Tal como lo expresa en sus trabajos el antropólogo Norberto Pablo Cirio: “durante los siglos XVII y XVIII San Baltazar fue objeto de veneración por los/as esclavizados/as negros/as[…]elección que no fue propia sino que el clero de Bs As , aprovechando el color “negro” de su piel adjudicado por la tradición y, en complicidad con el gobierno virreynal, instituyó su devoción entre la población afroargentina, a fin de tenerla bajo control y creando la Cofradía de San Baltazar y ánimas en 1772 en Bs As”. De ahí, que en Argentina sea considerado “El patrono de los y las afros” y, por su afición a la música y los tambores.

Su culto individual comienza en nuestro país en el siglo XVIII durante el proceso de trata esclavista, practicándose actualmente en gran parte del litoral.

En sus ceremonias, se rinde culto mediante toques, bailes y danzas de influencia africana, como las charandas, zembas y candombes.

Cada 6 de enero la celebración de San Baltazar se fue convirtiendo en un festejo propio de las afrodescendencias que pasó a formar parte de la cultura popular tanto en Argentina como en Uruguay.