La provincia garantizó los derechos de las personas con discapacidad en un año de cuidados

Diversas líneas de acción se llevaron adelante desde el Instituto Provincial de Discapacidad (Iprodi) en 2020, con el objetivo de garantizar los derechos de las personas con discapacidad durante los períodos de aislamiento y distanciamiento social.

El eje del trabajo en todas las áreas del organismo, dependiente del Ministerio de Desarrollo Social, consistió en la implementación de herramientas, el diseño de una logística y la innovación basados en la virtualidad. A partir de la capacitación y el impulso del equipo se logró continuar con las acciones que se venían desarrollando durante el trabajo presencial.

A partir de la emergencia sanitaria, las Juntas Evaluadoras del Iprodi comenzaron a implementar la evaluación remota mediante videollamada para la obtención del Certificado Único de Discapacidad (CUD). Esta modalidad de trabajo, que comenzó en mayo de 2020, garantiza el acceso a todos los ciudadanos entrerrianos que necesiten tramitar el CUD, atendiendo a la resolución 106/2020 de la Agencia Nacional de Discapacidad (Andis) y respetando las normas sanitarias vigentes.

Del mismo modo, continuó el programa para extender el CUD en localidades entrerrianas que no poseen Junta Evaluadora, llevado adelante en conjunto por el gobierno entrerriano, Unicef Argentina, la Fundación Ipna y la Renac. Se trata de un proyecto que se viene llevando adelante desde hace tres años, mediante el cual se garantiza a partir del trabajo de una Junta Evaluadora itinerante el acceso a la evaluación y obtención del Cud en localidades del Norte y Sur entrerriano.

Mediante estas acciones, desarrolladas en los departamentos La Paz, Feliciano, Federal e Islas del Ibicuy, se pudieron evaluar a 472 personas que obtuvieron su CUD en el período 2019 y 2020, permitiéndoles el acceso a los derechos que habilita el documento.

Al mismo tiempo, para preservar la salud de la población se dispuso el traslado de las Juntas Evaluadoras ubicadas en hospitales de la provincia.

Todas estas acciones apuntaron a sostener las evaluaciones y la cercanía del Iprodi con la población con discapacidad, respetando las normas sanitarias y cuidando su salud.

Lengua de Señas Argentina

El Equipo de Lengua de Señas Argentina (LSA) interpretó materiales audiovisuales y todas las conferencias de prensa sobre el estado de situación en relación al coronavirus a nivel provincial, accesibilizando la comunicación gubernamental para la Comunidad Sorda. Se dispuso también una línea telefónica mediante videollamada en LSA, con el objetivo de brindar acompañamiento e interpretación en caso de que un profesional de la salud requiera apoyo ante un caso sospechoso de Covid en un integrante de la Comunidad Sorda.

Al mismo tiempo, se realizaron cursos de LSA. Más de 50 trabajadores y funcionarios de unas 20 áreas de Discapacidad de municipios entrerrianos comenzaron a capacitarse en LSA, como así también una importante cantidad de trabajadores del Estado, en un trabajo junto a la Secretaría de Modernización.

Protocolos y acciones junto a Salud

Desde el inicio de la pandemia se elaboraron acciones junto a Salud para cuidar a las personas con discapacidad. Se elaboraron entre el Iprodi y el Ministerio de Salud las “Recomendaciones para la Atención de las Personas con Discapacidad” emitidas en mayo por el Comité de Organización de Emergencias en Salud (COES), en adhesión al protocolo nacional, y una guía con recomendaciones para la atención de personas con discapacidad en Centros de Rehabilitación y de estimulación temprana.

Trabajo junto a municipios y organizaciones

A lo largo de todo el año se realizaron reuniones con referentes municipales y representantes de organizaciones de la sociedad civil.

Este trabajo articulado dio muchos resultados, particularmente en la presentación de proyectos del programa Ley de Cheques, donde se elaboraron 11 iniciativas entrerrianas en una línea de financiamiento específica sobre Covid y 93 proyectos en otra línea para proyectos de inclusión.