Las lluvias apagaron las llamas en el Delta

Hace más de un mes que los brigadistas de distintas partes de la provincia luchan con los numerosos focos de incendio que se encontraban en el Delta del sur entrerriano. Gracias a las lluvias de estos últimos días, los focos ígneos han sido sofocados en la totalidad de la zona humedal.

Imagen satelital del Delta entrerriano.

Tras una gran lucha del Estado y de un gran número de dotaciones de bomberos, junto con las tan necesarias lluvias que se dieron en este inicio de semana, las llamas en el Delta entrerriano han sido completamente apagadas. El sitio web de la NASA que reporta incendios a nivel global, muestra un Delta en condiciones normales, y gran parte del Río Paraná en la altura de Chaco y Corrientes, sin llamas ni humo luego de un mes de lucha intensa.

Las precipitaciones que se iniciaron de manera aislada el fin de semana y que se hicieron presentes con mayor nivel y cobertura desde el lunes permiten ahora vislumbrar un paisaje libre de humo. Debido a esto, el estado de situación de la zona del Delta es de “guardia de cenizas”, según el reporte del Sistema Nacional de Manejo del Fuego.