Las nuevas escalas y los topes de facturación del monotributo para 2022

Desde el 1 de enero las escalas y topes suben un 52,7%. La categoría más baja, la A, abonará $ 4039,98 entre aportes y obra social. Cómo afecta a los demás contribuyentes y qué beneficios habrá.

Desde el sábado 1 de enero de 2022 comenzarán a regir los nuevos topes de facturación y las cuotas mensuales en el monotributo, según se pudo saber tras consultar a la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP).

Tanto las escalas como las cuotas que deben pagar los contribuyentes aumentarán un 52,67% en línea con la norma de ajuste automático que ató desde 2018 la evolución de los topes de facturación y del impuesto al índice con el que se calculan las jubilaciones y asignaciones familiares.

Cuotas a pagar

Desde enero, la categoría más baja del monotributo, la A, pagará $349,05 de impuestos, otros $ 1.540 de aportes al SIPA y $ 2.150 de obra social, un total de $ 4039 por mes.

Por su parte, todos los contribuyentes de la categoría B pasarán de pagar $ 2958 de cuota a $ 4517. La cuota de la última escala permitida, la H, pasa para servicios de $ 12.789 a $ 19.525.

Sasovsky agregó: “Si los valores no se ajustan por la inflación, dejan de marcar la realidad y se convierten en una injusticia, dado que se terminaría alcanzando algo diferente a la real capacidad contributiva de cada persona”.

Topes

En 2022, la facturación máxima para ingresar o mantenerse en el esquema impositivo simplificado será de $3.969.420 anuales si la actividad es de servicios.

Para poder utilizar la nueva tabla, los monotributistas tendrán tiempo hasta el 21 de enero para realizar la recategorización. Es según el nivel de facturación de 2021 y se puede pasar tanto a categorías inferiores como superiores.

Escalas

Categoría A: pasa de $370.000 a un límite de facturación de $564.879 anuales, lo que significan cerca de $47.000 por mes

Categoría B: pasa de $550.000 a un tope de $839.685

Categoría C: pasa de $770.000 a $1.175.559

Categoría D: el monto máximo subirá $1.618.302 cuando era de $1.060.000.

Categoría E: desde enero quedará en $2.137.380

Categoría F: el máximo pasará de $1.750.000 a $2.671.725

Categoría G: el tope de facturación aumenta desde $2.100.000 hasta $3.206.070

Categoría H: es la más alta para quienes venden servicios y el límite de facturación pasará de $2.600.000 a $3.969.420.