Los clubes uruguayenses y la pandemia: cómo la enfrenta Gimnasia

Poco hay que agregar cuando se presenta al “Lobo” uruguayense, ya que cuando hablamos del mundo futbolístico entrerriano, es imposible pasar por alto a una de las instituciones más representativas de nuestra provincia, fundada el 8 de febrero del 1917.

En una entrevista exclusiva con La Prensa Federal, el presidente de Gimnasia y Esgrima, Mario Bonnot, destacó cómo se adapta el club a la pandemia y las medidas sanitarias. A su vez, habló sobre la situación económica del “Lobo” y su futuro.

Mario Bonnot, presidente del “Lobo”.

En primer lugar, Bonnot se refirió a la posición de Gimnasia en los primeros días de cuarentena estricta:cuando la pandemia comenzó a tomar más fuerza en nuestro país y se decreta el Aislamiento Social Obligatorio, nosotros nos encontrábamos compitiendo y restando seis fechas de la primera fase. Veníamos de una primera ronda muy negativa y mejorando en lo futbolístico con nuevo cuerpo técnico, algunos refuerzos y las expectativas de mantenernos en la categoría”, declaró.

Asimismo, agregó: “para el resto de las actividades del Club, todo se venía desarrollando normalmente y de un día para el otro nos encontramos, al igual que muchos otros sectores, teniendo que cerrar las puertas y con un panorama incierto”.

En tanto, la autoridad máxima del “Lobo” uruguayense habló sobre cómo se mantiene la actualidad económica del club: “El club mantiene su estabilidad económica mediante los ingresos de aquellos sponsors que no nos dejaron de acompañar durante este tiempo y con el pago de la cuota social, que también se vio mermada por la imposibilidad inicial de la cobranza o la salida a poder pagar. Por suerte esto lentamente comienza a mejorar y encaminarse”, manifestó Bonnot.

Además, en lo que respecta a las ayudas gubernamentales para con Gimnasia, Bonnot sostuvo: “Solo el Estado Nacional generó alternativas de aporte para las instituciones deportivas. De parte del Estado provincial y municipal desde los primeros meses del año que dejamos de percibir aportes porque sus recursos fueron puestos a disposición de la cuestión social y sanitaria acorde a lo que nos explicaron”, dijo.

Es sabido que varios clubes han tenido que cambiar sus rutinas y formas de manejo, la virtualidad se transforma en una característica fundamental a la hora de llevar adelante el día a día de los clubes.

Sobre esta adaptación, Bonnot destacó que “Debiendo entender que es un tiempo donde hay que priorizar la salud sobre el deporte y los intereses particulares. Es por eso que mantuvimos charlas telefónicas y virtuales con la Comisión Directiva y comenzamos a trabajar en aspectos institucionales como tareas de reparaciones y puesta en valor de la Sede Social en 21 de Noviembre 214, donde se cambió parte del piso, se pulió otra porción, se colocó una bomba para provisión del agua, un nuevo tanque de agua, se repararon filtraciones y mejoró el billar, la cocina y quedamos a la espera de que pronto podamos habilitar el servicio gastronómico y de bufetería. En el Estadio se refuerzan las bases de las columnas de alumbrado y se quita el pasto brasilero para en poco tiempo poder comenzar con el proceso de colocación de arena, movimiento de suelo y sembrado.

Además, no perdió la oportunidad de mostrar su gratitud a los socios por sus actitudes para con el club: “también quiero agradecer al grupo de socios y simpatizantes que se acercó un día y nos solicitó comenzar con la tarea de hidrolavado para el pintado de las tribunas. Desde hace dos meses que vienen trabajando cada tarde en dejar todo esto en condiciones y más cerca de fin de año proceder al pintado para que el año que viene el Estadio Núñez luzca como se merece. Estos gestos siempre hay que destacarlas y agradecerlas”.

En tanto, habló sobre las actividades permitidas dentro de las habilitaciones municipales: “Inicialmente las actividades de carácter individual o de pares fueron las habilitadas. Primero el Tenis y luego la Pelota Paleta. Aún queda parado el Fútbol en todas sus categorías y el Hockey. Respecto a las medidas, cada disciplina tiene un protocolo aportado desde la comuna y sus responsables los ejecutan cada jornada en los horarios que pueden tener sus puertas abiertas”.

Siguiendo con la línea de las adaptaciones, sostuvo que “hoy el Club básicamente desarrolla actividades esenciales y con aquellas actividades que ya han sido habilitadas. Las reuniones de Comisión Directiva se realizan con el correspondiente distanciamiento, en espacios abiertos y teniendo que portar barbijos”.

Es sabido que, dentro de sus posibilidades económicas y la situación de sus socios, los clubes tratan de ayudar a su barrio o a la comunidad mediante donaciones o aportes a las personas en situación de vulnerabilidad, y Gimnasia no escapa a esto.

Según Bonnot, Gimnasia  “durante varios meses, Gimnasia fue asistente de un comedor que se abrió en Cantera 25, pero luego cerró sus puertas y las donaciones a través de nuestros dirigentes o colaboradores lentamente mermaron porque la sociedad comenzó a tener más alternativas como para poder salir y llevar directamente su aporte”, destacó.

Para finalizar, el mandatario del “Lobo” habló sobre los proyectos a futuro que tiene el club: “poder llegar a fin de año con el campo de juego resembrado, las torres de iluminación con el trabajo de fijación terminado y apuntar a la posibilidad de poder dotarlas de iluminación más moderna. También está latente el sueño de la conclusión de la Tribuna Este y concluir con el segundo campo de juego en El Pozo. También que en la Sede Social pueda desarrollarse ya la actividad de manera normal para reunir a la familia gimnasista y generar el clima necesario para toda institución que moviliza y necesita un espacio de encuentro”.

Además, señaló que “en el plano deportivo, buscamos que las disciplinas sigan creciendo y sumando socios, ya que muchos vecinos buscan servicios y en eso tenemos que trabajar para equipararnos con otras grandes estructuras deportivas de la provincia. En cuanto al fútbol, ya llegará el tiempo más a fin de año del armado de una nueva temporada, aunque no dejamos de trabajar para llegar a ese momento con todo ordenado”, finalizó el presidente Bonnot.