Los clubes uruguayenses y la pandemia: la lucha de Almagro

Al norte de la ciudad, se encuentra un estadio pintado de amarillo y negro. Almagro es uno de los tantos clubes de barrio ubicados en Concepción del Uruguay, y quizás, un ícono del fútbol local.

En diálogo con La Prensa Federal, el presidente de Almagro Fabián Alejandro “Tano” Romero,  brindó detalles de cómo el club aurinegro encara la pandemia y se mantiene en plena crisis económica.

El “Tano”, presidente de Almagro.

En primero lugar, el “Tano” destacó que “en Almagro encaramos el principio de la pandemia con mucha incertidumbre, ya que nos tomó por sorpresa como a todos. Aproximadamente después de dos semanas, decidimos con el grupo y la Comisión Directiva que Almagro debía estar como antes, así que buscamos la manera de continuar”.

En tanto, las actividades en Almagro así como también en los demás clubes han mermado enormemente, al punto de que las instituciones han tenido que cerrar completamente sus puertas. Hoy, luego de 5 meses después que el coronavirus llegase a Argentina, se han habilitado algunas actividades.

En el caso de Almagro, su presidente dijo: “Hoy en día no tenemos muchas actividades permitidas en nuestras instalaciones, ya que todavía estamos en plena pandemia. En nuestro club, solamente tenemos dos deportes: fútbol y bochas, los cuales como dije anteriormente no están permitidos por cuidado a las personas que participan de los mismos”, afirmó.

Además, como todos los clubes de nuestra ciudad, Almagro depende mucho de la gente cercana al club y los socios para mantenerse a flote en la cuestión económica. Sobre esto, afirmó: “los socios mediante su cuota societaria nos mantienen a flote, además de que la gente del barrio siempre nos ha tendido una mano cuando el club lo necesitó, lo que hace posible que podamos mantener nuestras puertas abiertas y las instalaciones intactas.”

Muchos clubes se han volcado constantemente a la ayuda de los integrantes de sus barrios, de la gente que hace al club lo que es, y sobre todo en estos tiempos tan difíciles.

“Hemos recortado todo tipo de gasto, a tal punto que hoy en día solo tenemos que pagar la luz y gas, ya que en nuestras instalaciones está funcionando el comedor y el merendero para apoyar a toda la comunidad que tanto se identifica o se acerca a Almagro”, destacó.

El merendero de Almagro.

Siguiendo con esta línea, declaró: “toda esta situación es muy difícil, pero se vuelve todo más fácil cuando contás con tanta gente que está apoyando al club y todo lo que la Comisión Directiva hace. La adaptación a los protocolos y a la situación pandémica en sí no es sencilla, pero tratamos constantemente de encarar esta adaptación de la mejor manera posible, con la cabeza siempre puesta en ayudar a quieres nos ayudaron y quienes estén atravesando un mal momento en medio de esta pandemia”.

Asimismo, destacó que “el gobierno municipal se hace presente todas las semanas para ver en qué puede ayudar a la institución y de qué forma. Estamos profundamente agradecidos por esto, ya que no es fácil todo lo que estamos viviendo”.

En cuanto al futuro, aseguró que “siempre estamos teniendo nuevas ideas y proyectos sobre cómo mejorar el club, que a su vez nos han ayudado a continuar con todo lo que venimos haciendo, pero hoy nos concentramos más en la gente y en las ayudas para todos. Siempre estamos buscando la manera de seguir, ya que somos un club hecho para contener a las personas, y en este caso, colaborar con las mismas dentro de nuestras posibilidades”, finalizó.