“Los delincuentes se adaptan a las dinámicas sociales”, afirmó el especialista en delitos informáticos de la Policía

Esta mañana en Radio Folk, fue entrevistado por Fabián Galarraga, el Sub Jefe Departamental Comisario Mayor Sergio Gustavo Cardona, quien abordó diferentes temas referidos a los hechos de inseguridad que se viven en la ciudad, y además estuvo acompañado por el Oficial Principal Iván Moschen quien está a cargo de la División de Investigaciones y abocado específicamente a los delitos informáticos.

Ambos brindaron detalles sobre cómo se trabajan las causas por estafas telefónicas o virtuales en nuestra ciudad, las cuales suman 99, desde enero a junio de este año.

Al respecto, el Oficial Moschen dijo “la gente que cae en las estafas es aquella que no está informada, y la mejor manera de no caer en los delitos es la prevención, hay que tener en cuenta algunos criterios mientras se navega en las páginas web”.

Haciendo una suerte de análisis sociológico de los casos, el Oficial aseguró “los delincuentes se adaptan a las dinámicas sociales, plantean problemáticas que se están viviendo y se suman al estado de necesidad de las victimas, actualmente están utilizándose situaciones relacionadas a la vacunación, a la clonación de cuentas de WhatsApp, ventas de productos en plataformas no seguras” y agregó “no hay un modus operandi en particular, van adaptándose a la dinámica y utilizan modalidades antiguas y nuevas”.

Los casos más utilizados últimamente

El Oficial hizo puntual énfasis en lo sumamente necesario que resulta no brindar ningún tipo de información extra “en caso de plataformas de compra y venta, sólo tienen que dar el número de CBU o el alias de su cuenta bancaria para confirmar la transacción y nada más, no hace falta ni ir al cajero, ni brindar ninguna clave porque esa información que tienen los delincuentes es con la que estafan a las personas”.

Lo mismo sucede con la clonación de las cuentas de WhatsApp, donde “a través de una cuenta desconocida le piden a la persona un código para confirmar o un turno a la vacunación contra el COVID, o un sorteo, y cuando le proporcionan ese código acceden a su cuenta, le roban los contactos y luego se comunican con sus allegados para pedirles dinero haciéndose pasar por ellos”, describió Moschen.

Por otro lado, también utilizan el grooming, que es el delito conocido como entablar conversaciones con menores de edad, primero en la virtualidad, y luego en algunos casos pasa a la realidad, “donde consideramos que es un puente a delitos más graves como la corrupción de menores, la distribución de pornografía infantil y la trata”.

¿Se puede llegar a los delincuentes?

Consultado el Oficial sobre la posibilidad de poder rastrear a los delincuentes y estafadores aseguró que luego de radicada la denuncia y comenzada la investigación “hoy en día se pueden rastrear las computadoras, y nos han permitido en muchos casos acceder hasta la dirección de la persona que llevaba adelante este delito, y a través de investigaciones y allanamientos se pudo tener resultados favorables para las causas, y hemos tenido personas que han sido condenadas en la Justicia”.

En todos los casos y ejemplos de delitos, hay que tener en cuenta que “son organizaciones que están especializadas en el tema y que quieren evadir a la Justicia, por lo tanto está en nosotros especializarnos y adaptarnos a sus formas, las investigaciones llevan tiempo porque se trabaja de la mano con instituciones bancarias, empresas de telefonía y Unidades Fiscales de la ciudades, pero se arrojan casi siempre resultados positivos”, aseveró el Oficial.

Por otro lado, Moschen indicó que “dentro del área de la División de Investigaciones existe un grupo especializado en delitos informáticos, pero se trabaja en conjunto con la División de Investigaciones y Operaciones para estar al día con estas situaciones, poder combatir los delitos y brindar a la sociedad la información necesaria para evitar que sigan ocurriendo”.

Finalmente, se recuerda a la población que si alguien está siendo víctima de una llamada telefónica extorsiva y se da cuenta que se está tratando de una estafa, “lo mejor es cortar la llamada y dar aviso al 101 donde el personal capacitado sabrá guiarlo y abordar el caso”, insistió.