Mesa de Enlace

La reunión de la Federación Agraria con el gobierno provincial desató la ira de Farer, la entidad que agrupa a las sociedades rurales de Entre Ríos. Para los ruralistas, la FAA “se cortó sola” y no respetó el acuerdo de negociar en forma conjunta. Romper la unidad de las cuatros entidades que componen la Mesa de

Enlace Agropecuaria es, desde su misma conformación en 2008 ­en medio del fragor de la lucha contra la Resolución 125, de retenciones móviles­, uno de los mayores desvelos del oficialismo. Convertidas en el enemigo público número uno de la administración de la presidente Cristina Kirchner, las patronales del campo ­como gustan llamar los kirchneristas a los gremios empresariales del sector­ fueron objeto de una y mil acciones cuyo único fin ha sido esmerilar la unidad de los dirigentes agropecuarios ­los productores siempre han privilegiado el accionar conjunto a las diferencias ideológicas­ y conseguir la fractura definitiva del único nucleamiento empresarial que jamás escondió ni disimuló ­como hicieron otras corporaciones patronales­ sus críticas a las políticas oficiales.