Muñoz, tras correr en el Mundial de Atletismo: “Estoy muy feliz”

El olímpico chubutense Eulalio “Coco” Muñoz se mostró “feliz” por su participación en el maratón del Mundial de atletismo de Oregón, Estados Unidos -el primero en su carrera-; calificó de “positiva” la experiencia de correr junto con las máximas figuras de la disciplina y reconoció que cumplió “otro sueño que tenía pendiente”.

“Estoy muy contento y feliz de correr un maratón más. Ya con este es el séptimo y poder correrlo en un mundial, muchísimo mejor!”, destacó Muñoz en declaraciones a Télam desde Estados Unidos.

“Cumplí otro sueño más que tenía pendiente. La marca fue bastante buena. Estar acá es algo muy importante, una alegría. Haber conseguido la marca mínima para estar acá, entre estos monstruos del atletismo, me deja súper contento”, puntualizó.

Muñoz, de 27 años, finalizó el domingo pasado en el 41er puesto, con un tiempo de 2h14m29, en la prueba que ganó el etíope Tamirat Tola(2h05m36), quien fue escotado por su compatriota Mosinet Geremew (2m06s44) en tanto que la medalla de bronce la obtuvo el belga Bashir Badi (2h06m48s), tercero en los Juegos Olímpicos de Tokio 2021.

“Cumplí otro sueño más que tenía pendiente. La marca fue bastante buena. Estar acá es algo muy importante, una alegría. Haber conseguido la marca mínima para estar acá, entre estos monstruos del atletismo, me deja súper contento”, puntualizó.

La actuación de chubutense tuvo la singularidad de que se transformó en el primer atleta nacional en la rama masculina que finalizó el maratón en torneos ecuménicos ya que no lo lograron Alfredo Maravilla (Helsinki, Finlandia, 1983), Jorge Yeber (Roma, Italia, 1987) y Mariano Mastromarino (Londres, Inglaterra, 2017).

En damas, sí lo lograron Karina Córdoba, Karina Neipán en Moscú, Rusia, 2013 y Rosa Godoy en Londres 2017.

“Fue un maratón duro. Salí a correr, a buscar la punta con la gente de adelante. Traté de prenderme. Creo que llegué hasta el 19 o 20 con ellos. Los primeros kilómetros me prendí y después ya me quedé un poquito, se complicó”, explicó.

“Hasta el kilómetro treinta iba bien y después me empecé a quedar solo y se me empezó a complicar un poco. Pero estoy contento de haber estado acá, de estar corriendo bien nuevamente”, graficó.

Y puntualizó: “Todo es positivo. Cada maratón es siempre una nueva experiencia. Salí a correr a mi ritmo. Mi entrenador (ndr: Rodrigo Peláez) me dijo que no tuviera miedo a sentirme bien corriendo y que hiciera lo que sintiera”.

“Hasta me di el lujo de ‘tirar’ un kilómetro, me animé y cumplir el sueño de ir adelante de estos monstruos y después me ubiqué dónde tenía que ir” , expresó y agregó: “Acá uno viene a aprender, a pasarla bien. Hay un equipo que te ayuda y te hace el aguante”.