Nueva modalidad de estafa: Envían videos de supuestos ganadores de premios

Leonardo no cayó en el ardid y dio detalles de la maniobra delictiva que intentó realizar el estafador. Le envió videos de supuestos ganadores de un premio “para lograr que le creyera”, dijo. Alertó a la comunidad.

Un medio de Paraná accedió el pasado viernes a la información de que en Ramírez y Aranguren se cometieron estafas telefónicas: las víctimas transfirieron más de $200.000 por falso premio.

Pero estos no han sido los únicos delitos de engaño económico que se han registrado. Sabemos que “el relato” cambia, con lo cual van buscando nuevas víctimas.

Un joven que no cayó en el ardid, se comunicó para dar cuenta del intento de estafa telefónica que sufrió el viernes por la mañana. Leonardo, en comunicación, contó que al llamarlo le dijeron que había “ganado un premio de Megatone, por tener muchos puntos, me pidieron un número de teléfono que tuviera WhatsApp para pasarme unos videos de gente a la que le habían acreditado el premio. A los 20 minutos me pasaron esos videos y a la media hora me volvieron a llamar”.

Dijo que entonces, la persona que lo llamó le pidió “el número de una cuenta sueldo, me preguntó si estaba bancarizado. Le dije que no, porque me había dado cuenta ya que eso era una estafa”. Indicó asimismo que a la persona que estaba del otro lado del teléfono le dio información falsa, le dijo que trabaja “en una lavandería pero en negro” agregándole, “no tengo ningún tipo de cuenta, sólo tengo el IFE. Me dijo que eso no servía, que solo podía acreditárselo a una cuenta sueldo, o a un jubilado o pensionado.

Quedó en llamarme más tarde, cuando lo hizo me preguntó si no conseguía alguien que me prestara su cuenta sueldo para hacer este depósito. Le dije que mis conocidos no me iban a prestar su cuenta por miedo a una estafa, a lo cual me respondió ‘quedate tranquilo que no lo es’. Yo quería saber hasta dónde llegaba”.

“Le dije que era un estafador, que ‘probara’ con trabajar”

“Me dijo que la única solución ante mi situación era hacer un depósito con Pago Fácil, para que un garante de AFIP diera cuenta que esa plata iba para mí, que me iban a dar un código, con el que automáticamente se me iban a acreditar 40 mil pesos y me daban la autorización para ir a buscar el celular que me regalaban”, agregó en relación a cómo transitó el diálogo del intento de maniobra fraudulenta.

Mencionó que quien lo llamaba lo interrogó sobre si tenía el dinero para hacer ese depósito y a cuánto tiempo estaba de poder llegar a un Pago Fácil, dejándole en claro que “no debía cortar la comunicación para poder hacer la transacción”. “Ahí le dije que era un estafador, que me había dado cuenta y que no iba a depositar nada. Le manifesté que ‘por qué no probaba con trabajar’, en vez de andar estafando a la gente. Me terminó cortando”, acotó Leonardo.

El joven manifestó que en la jornada llamó al 911 y desde ahí le pidieron que se comunique con Delitos Económicos o que realice la denuncia en la comisaría, lo que esta persona hará este sábado, según manifestó. Acotó que aportará el número telefónico desde el cual lo llamaron los delincuentes.