Ollas populares en todo el país para recordar a Micaela García en su cumpleaños

Este domingo, Micaela García hubiera cumplido 25 años. La Fundación que lleva su nombre montó un homenaje en todo el país con ollas populares y jornadas solidarias. “Es la mejor forma de recordarte, con alegría y compromiso por el otro”, dijo su padre.

Cada 9 de agosto es un día muy especial para quienes conocieron a Micaela García. Es el aniversario de su nacimiento. Ayer, “la Negra”, hubiera cumplido 25 años. Por eso su padre Néstor «Yuyo» García la recuerda con estas palabras: “Te quiero y te extraño mucho. Pero sé que nos estás acompañando en esta tarea de tener un país más igualitario y equitativo”.

Con una jornada solidaria de ollas populares se realizó ayer en varias provincias el recuerdo y homenaje a Micaela García, la joven uruguayense víctima de un femicidio en 2017 y que este domingo hubiese cumplido 25 años. Las actividades fueron organizadas por la Fundación que lleva su nombre, y que conducen sus padres, Yuyo y Andrea. Pero además, tuvieron eco en cientos de agrupaciones de diferentes puntos del país, especialmente de la JP Evita y el Movimiento Evita, donde militaba la joven.

En abril del 2017, la joven -que entonces tenía 21 años- fue abusada y asesinada por un hombre con antecedentes de haber cometido ataques sexuales, a la salida de una discoteca de la ciudad de Gualeguay, donde ayer también se realizaron ollas populares, al igual que en otras ciudades de la provincia, como Islas, La Paz, San José y Colón. En Concepción del Uruguay, claro, fue donde mayores repercusiones tuvo la movida, y al menos 7 barrios populares de nuestra ciudad se prendieron con esta iniciativa.

La Fundación “Micaela García, La Negra”, recordó a la joven en actividades que se desarrollaron además en todo el país, como por ejemplo en Capital Federal y en las ciudades de La Plata, Villa Elisa, Vallese, Güemes, San Pedro, Olavarría, Quilmes, Lanús, Berazategui, Esquel, Cutral Có y Ushuaia, y también en las provincias de Córdoba, Formosa, Corrientes y Chubut y partidos de la costa bonaerense. De la jornada participaron múltiples organizaciones sociales, políticas, sindicales y estudiantiles.

La Fundación convocó a replicar la medida bajo el lema “Construyendo la Argentina solidaria que la Negra soñó”, destacó el “intenso compromiso por los que menos tienen” de Micaela y convocó a “una profunda reflexión” sobre la violencia de género y todo tipo de violencia contra la mujer. También hubo una “suelta de libros” en la sede de la Fundación, ubicada en Aráoz y San Martín de nuestra ciudad.

“Micaela es la sonrisa firme de una historia que avanza y que avanzará sin frenos, con dolores hondos, casi insoportables, como esos que anteceden al parto para dar lugar a nueva vida. Micaela condensa políticamente aquello para lo que aún no tenemos palabras precisas pero sí una línea de acción definida, la de luchar hasta alcanzar la victoria, es decir, la felicidad del pueblo. Micaela no es el nombre de una víctima de violencia patriarcal, ni el título de un diario, ni el nombre de una Ley. Micaela es exhortación a no bajar los brazos, es acción, es política con mayúsculas. Micaela es el nombre de una compañera, de una militante, de una dirigente, de una líder, de una joven revolucionaria, de una heredera de Evita”, señala Yuyo al hacer suyas las palabras de Agustina «Achu» Díaz

“Elegí un semblante que te escribió la querida compañera María Agustina «Achu» Díaz, especialmente para este día donde te recordaremos con alegría, con compromiso y dando de comer en tu nombre a lo largo y ancho del país. Porque “Micaela es olla popular, merendero, centro cultural, comedor, unidad básica. Mate de mano en mano. Olor a guiso inventado. Picadito de fútbol. Rebelión. Micaela es la gurisada entrerriana corriendo en patas por las calles de tierra y el olor a la tierra mojada después de la tormenta”.

Finalmente señala: “Veinticinco veces hemos dicho Micaela, uno por cada año cumplido este 9 agosto de 2020. Y cada año, para siempre, tendremos una nueva forma de referirnos a quien ha transcendido a la muerte porque nos enseñó que seremos recordados y recordadas por la forma en la que hemos elegido vivir. ¡Hasta la Victoria Siempre, Micaela!