Personal del hospital Urquiza solicita que la población extreme los cuidados

Mediante un posteo en la red social Facebook, una profesional que forma parte del servicio de Clínica Médica del hospital Justo José de Urquiza, se refirió a la actualidad epidemiológica que está atravesando Concepción del Uruguay, y cómo luchan frente a la segunda ola de Covid-19.

A continuación el posteo completo:

“Somos el servicio de clínica médica! Con este equipo, uti, uco, enfermería, y todo poli a.

Atravesamos la primera ola de la pandemia, pudimos con eso, llegamos cansados físicamente pero seguimos! la segunda ola vino fuerte, violenta e intensa, en una meseta interminable, devastadora física y mentalmente. Hace más de un mes estamos trabajando al límite, no podemos más… guardias colapsadas, de más de 24hs sin dormir, el día a día interminable, peleándola junto con los pacientes, acompañándolos en su angustia, en sus miedos, tener que mirarlos a los ojos y contarles que lo que hicimos en sala no es suficiente, que su cuerpo necesita dormir y pasar a una unidad cerrada, situaciones críticas a diario, la muerte a diario, cada vez más pacientes, cada vez más jóvenes, cada vez mayor gravedad, llegar a trabajar a sala llena, dar lo mejor y que no alcance, comunicar noticias desalentadoras diariamente!

La sonrisa de tu compañero que se va borrando xq nadie está preparado emocionalmente para vivir esto.

Esta es nuestra realidad hoy, sin ánimos de generar pánico, solamente de reflejar y expresar lo que sentimos, de contar la realidad del día a día que nos está dejando agotados.

Somos el hospital público haciendo frente a la pandemia, somos el único frente de batalla. Por eso estoy orgullosa de nuestro equipo de clínica médica que para mí, vale mil, me da felicidad dentro de tanto caos, saber que nos tenemos, orgullo de enfermería! tenemos, sin duda, los mejores intensivistas, hacemos un gran trabajo en equipo, un acompañamiento continuo entre los servicios nombrados previamente, una guardia externa trabajando 24/7….

Pero somos humanos, y créanme gente que no podemos más! Basta con entrar al hospital y mirar solamente la cara del compañero de al lado para darte cuenta de la tristeza, la frustración y el colapso que sentimos!

No queremos reconocimiento, queremos ayuda, responsabilidad y que termine esto de una vez!”.