Presentaron una guía de atención de salud para niñeces y adolescencias trans

El material, presentado por el Ministerio de Salud de Nación, está pensado para orientar a equipos de salud en la atención de niñeces y adolescencia trans. “Es un paso más en la ampliación de derechos de este Gobierno”, dijo Vizzotti.

El Ministerio de Salud de Nación presentó “Recomendaciones para la atención integral de la salud de niñeces y adolescencias trans, travestis y no binaries”, una guía que contiene una serie de pautas prácticas para orientar a los equipos de salud en la atención y darle respaldo a las instituciones que trabajan con el tema.
“Es un paso más en la política de ampliación de derechos que encara este Gobierno”, aseguró la ministra de Salud Carla Vizzotti en la presentación virtual del documento. Y destacó que de esta manera se está “dando respuesta a cambios estructurales y luchas por los derechos que ya estaban desencadenadas en la sociedad”.

“El material está pensado de manera muy amplia y horizontal para todos los equipos de salud y sus eslabones. Y con el objetivo también de pensar en el entorno familiar de estas niñeces y adolescencias, para acompañarlas en estos cambios y procesos. Es importante reflexionar y desafiar esa mirada binaria, biologicista, para seguir instalando más y mejores herramientas que nos ayuden a trabajar en esta materia”, agregó Vizzotti.

La ministra de Mujeres, Géneros y Diversidad, Elizabeth Gómez Alcorta, también participó de la presentación y destacó: “Además de sancionar las leyes en el Congreso hay que militarlas y hay que efectivamente convertirlas en políticas públicas que cambien la vida de las personas. Y es lo que estamos haciendo con estas recomendaciones que nos invitan a una reflexión profunda y sensible acerca del modo en que pensamos y gestionamos la salud”.

“Este material no es solamente una herramienta útil para la atención y la salud de niñeces y adolescencias trans, travestis y no binarias. Es una herramienta para pensar en una salud de calidad, integral, que esté enmarcada en los derechos humanos. Es una manera de democratizar el acceso a la salud para todas, todes y todos”, agregó Gómez Alcorta.

Las recomendaciones para la atención de niñeces y adolescencias trans, travestis y no binaries son una serie de pautas prácticas que buscan abordar la atención de la salud de una manera integral, reconociendo y respetando la diversidad de género, sexual y corporal. El documento también está destinado a brindar respaldo a referentes jurisdiccionales de géneros y diversidad, dependencias estatales, instituciones, y demás organizaciones que trabajan esta temática.

El material fue elaborado en forma conjunta entre distintas direcciones del Ministerio y en colaboración con la Sociedad Argentina de Pediatría y distintas organizaciones del colectivo trans, travesti y no binarie.
En la presentación participó Coco, una adolescente trans de 14 años de la provincia de Córdoba, quien contó en primera persona las dificultades que todavía hoy atraviesa para recibir atención pediátrica con perspectiva de género y respetuosa de su identidad en la etapa de crecimiento y desarrollo.

“Que el sistema de salud acompañe y escuche sin duda puede ser una marca que cambie un recorrido biográfico de un niñe, adolescente o de una familia que se acerca al sistema sin herramientas”, consideró Romina Pezzelato, en su doble rol de activista y mamá de una niña trans, que también formó parte de la elaboración de este documento. “Este acompañamiento se torna fundamental en una sociedad que aún hoy nos sigue proponiendo la heteronormatividad como único modo de habitar el mundo”, añadió.

Desde la sanción de la Ley Nacional N° 26.743 en 2012, el Estado argentino reconoce la identidad de género como un Derecho Humano. La guía ofrece recomendaciones para orientar y acompañar a los equipos de salud porque el sistema de salud es un ámbito clave para dar información y el acompañamiento adecuado.

El material está dividido en capítulos que explican qué es la identidad de género y donde se refuerza además la importancia de la escucha y el acompañamiento; se focaliza en las vivencias y formas de expresión; se hace referencia a las diversas percepciones o vivencias del cuerpo; se destaca la idea de que no hay una corporalidad que se deba adecuar o normativizar; y se señala la importancia de reconocer a las niñes y adolescentes trans, travestis y no binaries como personas sujetas de derechos.

La identidad de género es la vivencia interna e individual del género tal como cada persona la siente, que puede corresponder o no con el sexo asignado al momento del nacimiento, incluyendo la vivencia personal del cuerpo. Se autopercibe, vivencia y manifiesta generalmente desde la primera infancia. Fuente: (Clarín)