Primer debate en EEUU: Trump y Biden pelean por el “voto latino”

La carrera a la Casa Blanca de cara a las elecciones del 3 de noviembre se concretará en el primer debate que tendrán el actual presidente y su rival demócrata mañana martes.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y su rival, el demócrata Joe Biden, se preparan para su primer debate del martes que marcará el tono final de la carrera a la Casa Blanca de cara a las elecciones presidenciales del 3 de noviembre.

El centro del debate será la gestión de la crisis de la Covid-19, que dejó más de 7 millones de infectados y 204.499 muertos en Estados Unidos, y que disparó el desempleo, golpeando con especial fuerza a las minorías como los afroestadounidenses y los latinos.

Este primer duelo de tres encuentros antes de las elecciones, durará 90 minutos y será moderado por el periodista Chris Wallace de la cadena conservadora Fox News, informó la agencia de noticias AFP.

El mandatario ya comenzó a calentar el ambiente previo al debate y anunció que pedirá un examen anti dóping para su contrincante.

“Pediré firmemente una prueba anti dóping para ‘Joe el Dormilón’ antes o después del debate del martes en la noche”, escribió en Twitter el mandatario de 74 años.

El político demócrata, de 77 años, que debido a la pandemia lleva a cabo una campaña de baja intensidad, con contados eventos y poca exposición, va a estar bajo una presión a la que no se enfrentó desde las primarias de su partido, en abril.

Biden llega con una ligera ventaja en las encuestas, pero con una conocida propensión a los errores y una falta de agilidad de palabra que lo hizo reconocer el sábado que el encuentro será difícil y por la que Trump no cesa de fustigarlo al llamarlo “Joe el dormido” y afirmando que su rival sufre de algún tipo de deterioro cognitivo por la edad, pese a que Biden es solo tres años mayor que él.

Además, Trump sostiene que Biden, un político de larga trayectoria anclado en ala moderada del Partido Demócrata, es una “marioneta” de la izquierda radical.

Ante estos improperios, Biden respondió ayer: “Es como Goebbels, dice una mentira una y otra vez, la repite, repite y repite para que se convierta en un hecho incontestable”, comparando al mandatario con el encargado de la propaganda nazi.