Prisión preventiva para supuesto curandero que robó a familia

Una familia lo alojó en su casa y el hombre les dio un somnífero para animales. Cuando los dueños de la vivienda se durmieron, les robó todas sus pertenencias. El Juez dispuso 30 días de prisión preventiva para el detenido.

Dictaron prisión preventiva al supuesto curandero que habría sedado y robado a una familia. La medida fue ordenada por el juez de Garantías, Emir Artero a solicitud del fiscal Fernando Méndez. El hecho ocurrió en la localidad de Feliciano, el pasado viernes.

Según se informó, en horas del mediodía de este lunes, se llevó a cabo en Feliciano la audiencia de prisión preventiva para el rosarino de 38 años imputado provisoriamente por “robo en concurso real, con los delitos de curanderismo y lesiones leves” que fueron provocadas por, presumiblemente, el suministro de fármacos a las víctimas.

El curanderismo es un delito previsto en el artículo 208 del código procesal penal. Se cree que con la maniobra habría logrado la confianza de la familia y los habría despojado de una suma importante dinero en efectivo que rondaría los 60 mil pesos, una moto y celulares. En este sentido, el Juez dispuso 30 días de prisión preventiva para el detenido, quien permanecerá alojado en instalaciones de la Jefatura a disposición de la Unidad Fiscal.

Todo ocurrió el viernes pasado, cuando una mujer denunció que días antes le había dado asilo a un hombre oriundo de Rosario, cuya actividad sería la de vendedor ambulante y curandero.

Según consta en la denuncia, el sospechoso se aprovechó de las creencias paganas y de la confianza de la familia y utilizando un producto veterinario, durmió a la totalidad de los integrantes. Se trata de dos mujeres y un hombre, todos mayores de edad.

Tras “dormir” a toda la familia, sustrajo sus pertenencias, una suma de dinero en efectivo cercana a los 60 mil pesos, celulares y una moto. La rápida intervención de la policía que montó un operativo cerrojo en todas las rutas del Departamento Feliciano, logró dar con el sujeto.

Fue precisamente sobre ruta provincial N°1, donde personal de la comisaría San Víctor interceptó al presunto autor.