Quiso coimear a policías: Detuvieron al amigo prófugo de abogado desaparecido

Darío Dening fue detenido cuando intentaba entrar en bicicleta a Entre Ríos con 386.000 pesos y 1.500 dólares. Quiso coimear a policías. Lo buscaban por la desaparición del abogado Salvador Altamura.

El amigo del abogado Salvador Altamura, quien estaba prófugo en el marco de la causa en la que se investiga su desaparición en el partido bonaerense de Quilmes, fue detenido esta madrugada cuando intentaba entrar en bicicleta a la provincia de Entre Ríos por el puesto caminero Brazo Largo, con 386.000 pesos y 1.500 dólares con los que quiso sobornar a los efectivos que lo identificaron. Se trata de Darío Rubén Dening de 52 años de edad, quien fue apresado en ese puesto de control a las 4.45 de la madrugada, cuando se detectó que tenía un pedido de captura y luego de que intentara coimear a los policías de la Dirección Prevención y Seguridad Vial con el dinero que llevaba, confirmaron desde la Policía. Ante esta situación, se puso en conocimiento al fiscal en turno de Villa Paranacito, quien ordenó la detención del mismo y el secuestro de las pertenencias. En consecuencia, Dening quedó alojado en la Jefatura Departamental Islas del Ibicuy. Dening es el “amigo íntimo” del abogado Salvador Altamura, desaparecido desde el 13 de julio y tenía pedido de captura por esta causa. Desde la Policía confirmaron a este medio el intento de coima a los uniformados. “Este hombre llevaba entre sus pertenencias una importante suma de dinero en efectivo en moneda nacional y extranjera de la cual no pudo acreditar su propiedad e intentó utilizar para sobornar al personal policial. Finalmente fue detenido y puesto a disposición de la justicia”, resaltaron.

Las sospechas

Dening quedó detenido a disposición del fiscal Gastón Oscar Popelka, de Villa Paranacito, con quien ya su colega de Quilmes, Ariel Rivas, a cargo de la causa Altamuraa, tomó contacto para coordinar su traslado ni bien culminen las actuaciones judiciales y policiales en Entre Ríos. “El dinero que tenía encima viene a confirmar la hipótesis en la que avanzaba la fiscalía. Creemos que este hombre es responsable de la desaparición de Altamura y que es la persona que ingresó a su casa a robar”, afirmaron fuentes judiciales. Cuando se ordenó su detención pero no fue localizado, el fiscal Rivas y los detectives de la Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) de Quilmes realizaron un allanamiento en la casa de Dening. En esa vivienda, también ubicada en Quilmes, los investigadores encontraron un ticket de compra de celulares de alta gama por 200.000 pesos, además de electrodomésticos y varios pares de zapatillas y prendas de vestir recién compradas. La familia Altamura difundió las fotos del prófugo Dening, aseguró que pese a que eran amigos desde la infancia, este hombre fue “el presunto secuestrador” y que fue la persona con la que Salvador se encontró el 13 de julio antes de desaparecer. Salvador Altamura (48) era abogado pero no ejercía la profesión, corría en forma amateur carreras de motociclismo, había vendido una empresa de polietileno y polipropileno, y actualmente continuaba con la importación de las materias primas para ese rubro industrial. Lo último que se sabe del hombre es que el 13 de julio se iba a juntar a caminar con su amigo Dening. Ese día una cámara de seguridad captó a las 18.06 cuando un hombre montado en la moto Honda CRF 250 roja y blanca del abogado Altamura pasa por el frente de su edificio de la calle 25 de mayo al 200, de Quilmes. Si bien en un principio se creyó que era Altamura la persona que se ve llegar circulando, aminorar la marcha y luego acelerar y seguir de largo, ahora los investigadores sospechan que pudo haber sido Dening. Alrededor de las 4.30 de la madrugada del martes 14, las cámaras del edificio de Altamura captaron otra vez la imagen de la llegada de la moto Honda del abogado pero montada por otro hombre de distinta contextura física, ya que el desaparecido mide 1,90 metros y el que llegó en su moto era más bajo y más robusto -como Dening-, aunque usaba el mismo casco. Según denuncia la familia, esa persona permaneció cerca de una hora y media en el edificio y luego se retiró.