Regreso al aula: Trotta desestimó los mensajes extremos que se plantean


En diálogo con Télam el ministro de Educación aclaró que no se puede transmitir el mensaje de que se recuperó la normalidad ya que no es así.

El ministro de Educación, Nicolás Trotta, alertó sobre el “mensaje extremo que busca hacer creer a la sociedad que volveremos a la misma escuela de marzo del año pasado, que hoy no está disponible, como también debemos evitar el mensaje extremo que plantea que la normalidad se recuperó, y no es así tampoco”.


“No se puede plantear que la escuela es como una fiesta clandestina”, enfatizó el funcionario en el marco de una entrevista con la agencia Télam.

Télam: ¿El Consejo Federal de Educación trató en su última reunión qué cantidad de días presenciales va a necesitar un alumno en la escuela durante este años?
Nicolás Trotta: Dentro de lo que es la presencialidad cuidada y cumpliendo todos los protocolos, solo algunas escuelas, por ejemplo las que tienen mucha infraestructura y poca matrícula o las escuelas rurales con pocos estudiantes, tendrán una presencialidad plena como antes de la pandemia. Pero el ejemplo más común es que habrá que dividir en dos o tres las aulas con espacios en común para fortalecer los días y horarios. Las escuelas de jornada completa se transformarán en dos escuelas de jornada simple y frente a eso algunas escuelas pueden organizar la presencialidad tres veces por semana. La provincia de Formosa, por ejemplo, tuvo el años pasado un esquema en el que los lunes y martes iba un grupo y los miércoles y jueves otro y el viernes realizaban trabajo pedagógico docente.


T: ¿Qué sucederá si una familia, pese a todas las medidas de prevención a ser implementadas, decide no mandar a su hijo a la escuela por temor a un contagio?
NT: Toda la experiencia que hemos tenido en el mundo en el 2020 nos confirma que podemos volver a la presencialidad cuidada y segura. Hoy podemos avanzar en ese sendero, y si la realidad se modifica, habrá que tomar decisiones que impliquen un cambio pero siemrpre podemos seguir construyendo presencalidad en base a las inmmunizaciones. Debemos construir espacios seguros para recuperar la presencialidad que nos arrebató la pandemia. Podemos desde ahí ir llevando tranquilidad a las familias. Pensamos en un regreso obligatorio, no solo para garantizar el acceso a la salud, incluso para los niños más pequeños, sino también para recuperar los procesos de socialización, que son tan sensibles y trascendentes. También creamos un observatorio para avanzar en la presencialidad y en eso hay un enorme responsabilidad de todos. Sabemos que hay mensajes extremos que hacen creer a la sociedad que vamos a volver a la misma escuela de marzo del año pasado, que no está disponible, como así también tenemos que evitar el mensaje extremo que plantea que la normalidad se recuperó y no es así tampoco. No se puede plantear que la escuela es como si fuera una fiesta clandestina.