Restablecen visitas en geriátrico que registró contagios y fallecidos por Covid

En la semana y bajo estrictos protocolos, se restablecen las visitas al hospital geriátrico Domingo Cúneo de Victoria tras los contagios y fallecidos por coronavirus que se registraron en la institución.

En los primeros días del mes de noviembre un interno comenzó con síntomas compatibles con Covid-19, al día siguiente eran diez, y en apenas tres días, 44 de los 62 adultos mayores, muchos con comorbilidades y gran parte del personal del único geriátrico público de Victoria, estaban contagiados.

Cinco ancianos, tres hombres y dos mujeres, de 80, 82,84 y 92 años, con comorbilidades, no pudieron resistir los daños del virus y fallecieron.

Sin embargo, y a horas que el resto de los infectados fueran dados de alta, queda el reconocimiento de los familiares y la comunicad, por al trabajo de los médicos, enfermeros, y el resto del personal, que en medio del contagio masivo y reducidos al treinta por ciento, trabajaron 24 horas para cuidar de los abuelos.

“Se acordó con los actores de salud, que se atendiera y asistiera a los internos en un lugar que acondicionamos para tal fin, en el propio predio”, explica el director del Geriátrico Domingo Cuneo, Valentín Garbelino.

“Enfermemos, cocineros, médicos debimos aislarnos, así es que, mientras dos médicos, la doctora Mundani y el doctor Maiocco, cuidaban y monitoreaban a los ancianos las 24 horas, en la antigua casona de Bulevar Moreno, convertida ahora en un hospital de cuidados intermedios, desde su casa, contagiada con el virus, la neumóloga Mariana Rodríguez, chequeaba las placas y controlaba el avance de los pacientes”, relató el médico, que también debió aislarse porque es padre de un bebé de 40 días.

De todos modos, hubo un gran esfuerzo del personal, al que nunca le faltaron elementos de protección ni de higiene. “Nos fuimos proveyendo desde que empezó esto porque sabíamos que nos tocaría, y además, desde Provincia nos entregó todo lo que necesitábamos” reconoció Garbelino.

“Todos, realizaron un gran trabajo, estamos satisfechos y muy agradecidos con la tarea realizada; pese a tener que lamentar las cinco muertes”, acotó al respecto.

Entre los abuelos, que ya pueden empezar a reencontrarse con sus familiares, con todos los protocolos, se encuentran personas de alto riesgo por el virus que azota al mundo. Es por eso que en el geriátrico están satisfechos porque pacientes diabéticos, hipertensos y con otras patologías crónicas, pudieron sortear el Covid19.

La ventilación de los espacios, la alimentación regida por una nutricionista permanente, los cuidados durante las 24 horas de los médicos del hospital Salaberry, fueron sin dudas los pilares fundamentales para mantener la salud de los abuelos que esperan ahora la llegada de las visitas.

Se organiza para que en los próximos días puedan ver a su familia, con todos los cuidados, al aire libre, porque reconocen la necesidad de los parientes de saber de sus mayores. “Hemos estado siempre atentos y respondiendo mensajes y llamadas para la tranquilidad de la gente, que está afuera, muy preocupada por lo que estaba pasando dentro”, relató Garbelino.

Además de los casos letales, hubo tres o cuatro casos que preocuparon por las patologías previas, pero, sin embargo, ninguno requirió asistencia respiratoria mecánica; en algunos casos oxígeno, pero no más de eso. Hubo, casos de neumonía que fueron los que más tiempo llevaron para la recuperación, pero ya están todos dados de alta.

Reinfección

Garbelino recordó que uno de los pacientes que fue positivo hace tiempo atrás, ahora nuevamente se contagió. En ese sentido, contó que aún no se han hecho los exámenes de inmunidad por lo que no puede determinar si las personas que se infectaron no lo pueden hacer otra vez. (Diario Victoria)