Seis personas involucradas: Más de un millón de pesos y dólares incautados

La Policía incautó de $1.494.870 y 1712 dólares en Paraná. El jefe de Delitos Económicos dijo que gran parte de los involucrados “son de una familia” y que uno de los mismos tiene antecedentes.

Personal de la División Delitos Económicos realizó diversos allanamientos en la ciudad de Paraná, en el marco de investigaciones por causas de estafa a varias personas. Se secuestró gran cantidad de dinero, vehículo y otros elementos.

Al respecto, el jefe de la dependencia, Javier González, precisó que se estaban investigando “tres causas por cuentos del tío a adultos mayores y también algunas tentativas en relación al mismo tema”.

Refirió que “los allanamientos fueron en domicilios de comunidades gitanas. En la mayoría se secuestró dinero, cuya procedencia no fue acreditada. También había alhajas de oro y anillos con brillantes”.

El comisario ratificó que “se incautó telefonía celular, notebook y computadoras. Las personas fueron identificadas y quedaron a disposición de la Justicia. Están domiciliadas en Paraná, por lo cual no fueron detenidas, sino que serán citadas a posteriori”.

González dio cuenta de que “quedaron involucradas seis personas” y precisó que “ellos operan con alguien que se hace pasar por familiar del adulto mayor, después está el falso contador porque el familiar está en el banco y la manda a éste a buscar el dinero. Esto hace que haya un apoyo logístico. A la víctima le dicen que hay un camión de caudales a la vuelta de la casa, donde van a realizar el cambio”.

“Son todos de la comunidad gitana. La mayoría, de una misma familia. Se dedican a este tipo de flagelos. Una de las personas ya tiene antecedentes en otras causas, por lo cual alertó a la parte judicial para el procedimiento”, confirmó.

Interrogado sobre la posibilidad de devolver el dinero a los damnificados, el titular de la División Delitos Económicos expresó: “En la orden de allanamiento está el monto de lo que ha sido defraudado de manera ilícita. En base a esto, en caso de que la persona allanada no tenga cómo acreditar la posesión del dinero, se lo secuestra. Cada víctima hará una querella para reclamar el dinero. En el caso de las alhajas deber ser reconocidas”.

Acerca de las medidas que se adoptan en los procedimientos en el contexto de la pandemia por coronavirus, expresó que “siempre para los testigos civiles llevamos los barbijos, al igual que guantes. El personal policial también va con la mayor seguridad sanitaria para realizar las requisas”.

Los procedimientos se concretaron en una vivienda ubicada en calle Roberto Satler Nº 1964; en una casa de calle Av. Circunvalación, entre Francia y Churruarín; en otra vivienda de Av. Salellas y Av. Almafuerte. Asimismo, se hizo una requisa vehicular en calle Newbery y Salellas.

En los allanamientos se logró secuestrar un teléfono celular, una notebook, nueve pulseras de oro, un anillo de oro con rubí, un auto Volkswagen Gol, la suma de $1.494.870 y u$s 1712. En uno de los operativos, en Av. Almafuerte y Salellas, dos personas a bordo de un automóvil intentaron evitar el procedimiento, luego de haber recibido un paquete de parte del propietario de una casa que se estaba allanando.