UATRE denuncia una “absurda negativa de la patronal” tras rechazar el bono de fin de año

Desde la Unión Argentina de Trabajadores Rurales y Estibadores (UATRE) se lamentó “tener que denunciar la insensibilidad de las organizaciones patronales del campo ante nuestro pedido, por única vez, de un Bono de Fin de Año de 15 mil pesos como reconocimiento a la labor de los trabajadores rurales de todo el país que nunca dejaron de trabajar en todos estos meses de pandemia”.

“Como casi ninguna otra, la actividad agropecuaria se desarrolló este año con total normalidad, habiendo el gobierno nacional declarado a los rurales como trabajadores esenciales, a fin de asegurar la normal provisión de alimentos en las mesas argentinas”, señalan desde la entidad gremial. Y aseguran que “es por eso que consideramos inaceptables los enclenques argumentos con los que la patronal pretendió justificar su rechazo, apoyándose en una supuesta situación negativa del sector, lo cual no condice en absoluto con la realidad”.

“Para un productor de cualquier actividad, 15 mil pesos no afectan su economía; equivalen a lo que gana con 700 kilos de soja, o con 100 kilos de novillo, o con la venta de solo 6 cajones de pollo, o con un tercio de lo que produce una sola planta de manzana. Y seguramente se moviliza en una camioneta, con la que gasta 15 mil pesos con cada cambio de aceite y filtro o cuando carga tres veces el tanque de combustible”, señala un comunicado de prensa.

Y agrega: “Desde la UATRE queremos sentarnos a discutir con verdaderos empresarios rurales y no con patrones de estancia. Nos enorgullece la amistad y el trato respetuoso de muchos empresarios que tienen a sus trabajadores en blanco, que pagan buenos salarios y cumplen con la Ley. Es una vergüenza, en cambio, escuchar argumentos que solo se sustentan en una ideología elitista que considera a los trabajadores como personas de segunda categoría, sin derecho a pasar una Navidad en familia con dignidad, pensamiento acorde con los que avalaron e impulsaron la horrenda masacre de trabajadores rurales en la Patagonia rebelde y de la cual se está cumpliendo el Centenario”.