Vecinos plantan jacarandá en Caseros

Un grupo de vecinos de Caseros repuso un jacarandá añoso que fuera talado de raíz sin mayores explicaciones.

El pasado sábado 8 de mayo vecinos de la localidad del Departamento Uruguay lanzaron la convocatoria al resto de la comunidad a plantar un árbol en el ejido del pueblo, ya sea en espacio público o en el patio o frente de cada casa, conjuntamente se dieron a la tarea de plantar un arbolito de jacarandá al lado del viejo jacarandá que fuera talado a piso por el Municipio, cuando se encontraba en excelentes condiciones y no manifestaba peligro alguno para transeúntes ni pobladores, al contrario, solo brindaba beneficios.

Los vecinos consideraron que los argumentos esgrimidos por el municipio no justifican la tala del árbol. Junto al nuevo ejemplar colocaron la leyenda “Por favor, no me corten”. En un comunicado dieron a conocer los motivos de esta intervención, haciendo uso del espacio público.

“La Municipalidad de Caseros corta árboles, nosotros los plantamos. Para hacer una vereda tiraron abajo un Palo Borracho que llevaba 80 años creciendo. La prioridad la tienen siempre el cemento, los cables, la seguridad del “peatón” y otras tantas ocurrencias. Por razones varias y flojos de argumentos cortaron ya, ejemplares de aguaribay, jacarandá, espinillo, sauces, fresnos, etc. La lista es bastante larga y de público conocimiento.

Cada idea que se les ocurre al municipio es a base de cemento. Pero el cemento no se respira. Las prioridades deben ser invertidas. El mundo necesita árboles a montones; vivos y grandes.

Esta semana el municipio cortó uno de los hermosos Jacarandás de la plaza. Este sábado, fuimos y plantamos uno, a dos metros del árbol cortado. Nuestra convocatoria es para que todos y todas salgamos a plantar árboles nativos en los espacios públicos o, quien prefiera, en sus casas. Si cortan, plantamos”, manifestaron.