Victoria Bózzolo, Coordinadora del Consejo de la Juventud: “Haremos lo posible para que las juventudes exploten todo su potencial”

Este martes, mediante una entrevista con La Prensa Federal Y LT11, Victoria Bózzolo, Coordinadora del Consejo de la Juventud de la Municipalidad de Concepción del Uruguay, brindó detalles de las juventudes y proyectos que los involucra. “Sin dudas son las juventudes quienes salieron a hacerle frente a la pandemia para asistir a la gente”, afirmó.

En primer lugar, se refirió al Día de la Juventud que se celebrará este miércoles 12 de agosto: “este año, el Día de la Juventud va a celebrarse en un marco negativo, ya que la pandemia ha hecho que los jóvenes se encuentren en una situación inusual, algunos sufriendo más que otros por diversas cuestiones” dijo Bózzolo.

Asimismo, la Coordinadora agregó: “la crisis ha potenciado las desigualdades en los jóvenes, algunos se quedan adentro de sus hogares mientras que otros han tenido que salir a trabajar. Más allá de esto, creo que esta pausa impuesta por el Covid-19 es una gran oportunidad de cambio, y en la post pandemia cuando haya que reconstruir haremos lo posible para que las juventudes exploten todo su potencial”, expresó.

En tanto, Bózzolo indicó que “las juventudes no han estado en el centro de la agenda de la pandemia porque no son personas vulnerables, pero sabemos que son los más afectados por la desocupación y desigualdad, ya que son la franja etaria con mayor desempleo. Todo este contexto de pandemia ha generado un retroceso en el ejercicio del derecho a la alimentación y servicio básico, ya que se ha incrementado el pedido de ayuda alimenticia por parte de los jóvenes con trabajo informal”.

“Las juventudes representan un recurso humano muy importante en la sociedad, por eso es fundamental poner en valor su participación en la comunidad, no solo en el ámbito público, sino en sus espacios de pertenencia. En este tiempo de pandemia desde el Consejo de la Juventud hemos llevado dos trabajos de voluntariado. Cuidamos a los niños y a los adultos mayores. Sin dudas son las juventudes quienes salieron a hacerle frente a la pandemia para asistir a la gente” afirmó Bózzolo.

Victoria Bózzolo contribuyendo a los controles de alcoholemia en la ciudad, junto con sus colegas del Consejo.

Además, la Coordinadora del Consejo de la Juventud habló sobre el Proteger, el programa impulsado desde el gobierno provincial para la ayuda de personas mayores: “en abril lanzamos el Proteger, que es una rede colaborativa de jóvenes que ayudan a los adultos mayores. Fue impulsado por la provincia y nos adherimos desde el municipio. Muchos adultos tienen el privilegio de estar acompañados por familiares, pero hay otros que se encuentran solos y que no tienen otra opción más que arriesgarse”.

Siguiendo con esta línea, Bózzolo continuó: “A través del Proteger, las juventudes hacen todos los mandados por ellos, pero también funciona como una red de construcción que se plasma en una charla por la ventana o poner en disposición el teléfono, para hacerles compañía.”

En tanto, destacó que “la sumatoria de los integrantes del programa se pasa de boca en boca, y de a poco se fue formando un grupo interesante de chicos que hoy ronda entre 20 integrantes, que están presentes de forma desinteresada a la espera que los llamen por teléfono”, informó.

Sumado a esto, días atrás se convocó a los y las presidentes de los distintos centros de estudiantes universitarios de la ciudad para debatir cuestiones que atraviesan a los estudiantes del nivel en esta pandemia.

Sobre esto, Bózzolo sostuvo: “el miércoles de la semana pasada, desde el Consejo de la Juventud, convocamos a los y las presidentes de los centros de estudiantes universitarios a debatir y poner en común sobre las dificultades que amenazan las posibilidades educativas de los estudiantes. La crisis expuso muchísimas desigualdades en el estudiantado, que viene desde hace muchos años. Estas vulnerabilidades tienen que ver con la clase social, género, familias, etc.”

Asimismo, Bózzolo aclaró que “una de las cosas que hemos debatido en este conversatorio virtual fue el trabajo de los centros de estudiantes y el del Estado Municipal en este tiempo en el que han asistido fuertemente a la conexión y la comunicación para mejorar lo académico de los alumnos.”

Finalmente, reflexionó sobre el rol de los docentes en estos tiempos de pandemia: “debido al aislamiento, los y las estudiantes de formación docente perdieron el año de prácticas, y eso es lo que más se extraña, la presencialidad. Hay una revalorización del rol docente y del espacio de la universidad, sin duda”.

 “Se ha suspendido las actividades sociales y recreativas, debido a esto los ingresos de los centros de estudiantes han sido afectados. El miércoles de la semana pasada, hablamos con el centro de estudiantes de la UTN y nos contaron que debieron armar canasta de alimentos para los estudiantes de otra ciudad que quedaron aquí. La nueva normalidad será una realidad que habrá que analizar, trabajar y construir y es muy importante que los jóvenes se adentren profundamente en esto” finalizó Bózzolo.